Editorial: El reto del 'licenciamiento exprés'

Editorial: El reto del 'licenciamiento exprés'

21 de septiembre 2014 , 09:58 p.m.

El ministro de Ambiente, Gabriel Vallejo, anunció el jueves un rediseño de los procedimientos de licenciamiento ambiental. Explicó que de ahora en adelante se harán con procesos orales para resolverlos antes de seis meses, acompañados de cambios en la estructura de la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla), encargada de avalar o rechazar cualquier proyecto minero o de hidrocarburos.

La decisión puso en marcha un ‘licenciamiento exprés’, que responde a una petición intensa de los empresarios, quienes se habían quejado de la supuesta ‘lentitud’ de la Anla para responder a sus peticiones. Las dilaciones generaron, según dijeron, un trancón en proyectos extractivistas a los que se refirieron como vitales. El nuevo panorama dejó conforme a dicho sector, mas no a los ambientalistas, para quienes esta es la apertura de una puerta que permitirá la consolidación de la locomotora minera, a cualquier precio, en zonas de importancia ecológica, como la Amazonia y la Orinoquia.

Uno de los argumentos que sostienen esa preocupación es el de que, desde hace tiempo, la Anla y el Minambiente se han mostrado poco estrictos para analizar y monitorear el impacto de las licencias otorgadas. Hace un mes, por ejemplo, la Contraloría dijo que la muerte masiva de animales ocurrida a mediados de este año en Casanare se produjo por actividades sísmicas y de perforación petrolera desatinadas. Si así fuere, ni el ministerio ni la autoridad de licencias habrían tenido capacidad para advertirlo, ni de percatarse de si a lo mejor había firmas con licencias otorgadas que no respetaron sus compromisos. Por eso resulta inquietante, afirman, el que estas oficinas oficiales, poco robustas, comiencen a expedir permisos en tiempo récord.

El Gobierno explica que no se trata de disminuir el rigor técnico, sino de optimizarlo. Surge, entonces, un reto: sin perder la mira en el desarrollo, cuidar los recursos naturales comprometidos en combinación con una necesidad de progreso y de generación de riqueza siempre deseada. Este es un dilema que, debe reconocerse, no se puede resolver con excesiva cautela. Pero tampoco con pasiones desbocadas.

EDITORIAL
editorial@eltiempo.com.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.