En histórica votación, Escocia rechazó independizarse del Reino Unido

En histórica votación, Escocia rechazó independizarse del Reino Unido

Ciudadanos optaron por seguir perteneciendo al Reino Unido. El 'no' logró 55,3 %; el 'sí', 44,7 %.

notitle
18 de septiembre 2014 , 10:02 p.m.

Escocia, capital Edimburgo. Millones de niños no tendrán que estudiar en otro país y otra capital. Los escoceses rechazaron este jueves en referéndum, por un margen de casi 11 puntos (55,3 % para el ‘no’ y 44,7 % para el ‘sí’) su independencia del resto del Reino Unido. (Vea en fotos la votación en Escocia)

La participación alcanzó el 84,6 % de los habilitados para votar, un récord en Escocia y algo nunca visto en Europa desde hace muchos años. (Lea aquí las claves del triunfo del 'No')

El ‘no’ ganó en las zonas rurales y en las regiones con mayor nivel de renta, con más pensionados y con más profesionales cualificados. El ‘sí’, principalmente en los barrios obreros. El ‘sí’ robó votos a los laboristas, pero no los suficientes, tal vez por la campaña a última hora de un animal político de envergadura como el ex premier británico Gordon Brown, escocés él. (En fotos, la cara amarga de los perdedores)

En Edimburgo, como en el resto de las ciudades de Escocia, sus habitantes llenaron restaurantes y bares para seguir atentos el avance de los resultados.

Escoceses

Escoceses siguieron los resultados en bares y restaurantes / Foto: Reuters

Alex Salmond, líder nacionalista, reconoció la derrota, agradeció los 1,6 millones de votos del ‘sí’ y pidió a los escoceses que miraran al futuro con esperanza. También le recordó a Londres sus promesas de transferencias políticas. Salmond además intento animar a los suyos con un “no nos fijemos en la distancia que nos separa, sino en la distancia que ya hemos recorrido”.

Alistair Darling, laborista escocés y responsable de la campaña del ‘no’, decía a la BBC que “todos los partidos tienen ahora que escuchar las ganas de cambio de los escoceses”. (Vea aquí el especial del referéndum en Escocia)

El premier de Inglaterra, David Cameron, anunciaba también muy temprano que ya había hablado con el nacionalista Alex Salmond y que esperaba que el SNP nacionalista participe ahora en las conversaciones para entregar más autonomía a Escocia.

Cameron anunció que Lord Smith of Kelvin, un escocés, liderará el comité que negociará la transferencia de nuevos poderes a Escocia. En una breve declaración, también dijo que no vetó el referéndum porque aunque quería un Reino Unido “unido, soy un demócrata y creo que no hay que esconderse ante los problemas”.

Pero aunque ganó el ‘no’, en Londres saben que todo cambió. Los poderes que el Gobierno británico debe ahora ceder a Escocia, como prometió durante los últimos días de campaña para evitar que ganara el ‘sí’, también serán exigidos por Irlanda del Norte, Gales e incluso Inglaterra. Se irá hacia un Estado federal. Incumplir las promesas haría que Escocia reclamara un segundo referéndum.

Economía Escocesa

Los nacionalistas escoceses querían incluir en las papeletas de voto una tercera opción de respuesta, la “devo max” o autonomía reforzada, pero el premier británico David Cameron rechazó esa opción y forzó a elegir entre 'statu quo' o independencia. Perdió la independencia, pero también de alguna forma el 'statu quo'.

Lo que ganó Escocia con el referéndum

Escocia tiene ahora por delante una tarea que, de hacerla con el mismo civismo con que fue a votar, no debería ser imposible: unir de nuevo lo que el referéndum pudo separar. Las campañas del “No, thanks” y del “Yes Scotland”, se convirtieron en la madrugada en “One Scotland”.

Ya se organiza en Glasgow para este mediodía una concentración “para celebrar que hemos decidido nosotros, libremente, nuestro futuro”, como explicaba un responsable de prensa del partido nacionalista el miércoles.

El voto por la independencia hubiera sacudido los cimientos que forman la Unión Europea, pero también en Bruselas muchos saben que todo cambió cuando Londres aceptó conceder a Escocia ese derecho a votar su futuro político.

Varios centenares de altos funcionarios y diplomáticos europeos entienden que vendrán más presiones similares, empezando por Cataluña, y que cualquiera podría tener éxito. Además, la Comisión Europea no tiene nada previsto para un caso similar porque en los tratados del bloque no se dice nada al respecto.

Graham Watson, veterano eurodiputado escocés por los liberales, decía a primera hora que "la Unión Europea crea un marco en el que el derecho a la autodeterminación de los pueblos puede conseguirse sin guerras o interrupciones comerciales".

Y ello, porque la red de seguridad que ofrece la Unión Europea a sus pueblos puede servir también para que pequeñas naciones como Escocia busquen una independencia ‘light’ que en otro entorno geopolítico sería muy improbable por los riesgos que supondría.

La victoria del ‘no’ posiblemente fuerce la retirada a medio plazo del premier escocés, David Salmond, un animal político de primera categoría capaz de convertir a su partido de un minoritario pintoresco al primer partido escocés con mayoría absoluta.

En Londres David Cameron no tendrá que dimitir, pero el ala más a la derecha de su partido, el conservador, tampoco aceptará sin rechistar una entrega masiva de poderes a Escocia. Cameron es, en parte, otro perdedor de la noche. Y aunque a corto plazo salvará su cabeza política, el ‘establishment’ londinense y la prensa generalista entiende que puso en riesgo la unidad del país para laminar a los nacionalistas, que jugó con fuego y que, aunque ganó, sale debilitado.

El gran ganador puede terminar siendo el pueblo escocés, que se despierta con más autogobierno, una democracia más fuerte y una sociedad civil que si consigue contener la división será mucho más fuerte.

IDAFE MARTÍN PÉREZ
Para EL TIEMPO
Escocia

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.