Un balcón amable / El caldero

Un balcón amable / El caldero

18 de septiembre 2014 , 04:29 p.m.

Es cierto que la ciudad vieja de Cartagena está llena de rincones encantadores, por donde se pasean al mismo tiempo los personajes de la historia y la curiosidad de los visitantes.

Es cierto que hay por ahí, regados, unos cuantos buenos restaurantes, menos de los que exigen un lugar tan visitado y una ciudad que promueve permanentemente los placeres y la exaltación de los sentidos.

Sí, hay menos de los que debería haber y mucho más costosos, en promedio, que lo que dicta cualquier lógica y cualquier contabilidad.

Pero encuentra uno, de vez en cuando, lugares en los que se come bien y a precios más que razonables. De estos, que conviene anotar porque son escasos, conocí en días pasados El Balcón.

Se trata, como lo propone su nombre, de un balcón encantador sobre la plaza de San Diego –la plaza que está frente al hotel Santa Clara y la Escuela de Bellas Artes–, que es uno de los lugares más acogedores de la ciudad amurallada.
El Balcón está en el segundo piso de una casa de esquina, en la que entran a chorros la luz y la vida de la ciudad, con la posibilidad de tomar distancia de ella, de ver y admirar sin ser acosado por vendedores ni agentes de turismo.
Tiene una estética joven y amable, y una carta de pocos y buenos platos, en la que figuran algunas recetas emblemáticas de la región.

Entre ellas está la posta cartagenera, que les queda de maravilla, y que llega a la mesa con el siempre tentador arroz de coco, tostadas de plátano y ensalada. Un clásico bien logrado.

Amante como soy del curri, probé en otra visita el de pescado, en el que uno descubre pronto los buenos oficios del coco y ese picantico que tanto me gusta.

En realidad, el menú lo ofrece de pollo, pero no tuvieron inconveniente en salirse del mandato de la carta, lo cual es algo que siempre se agradece en un restaurante: que consienta a sus comensales, si está a su alcance.

La carta comienza con un refrescante gazpacho –que, para mi gusto, debería ser un poco más espeso–, humus con tahine, calamares a la romana y ceviche de camarón, que conviene probar y degustar mientras en la cocina preparan el plato fuerte y uno puede, desde el balcón, espiar escenas fascinantes en la plaza de San Diego.

El Balcón. Calle Tumbamuertos n.° 38-85, plaza de San Diego, Cartagena. Teléfono: (5) 643-4393.
elcalderodesancho@yahoo.com.co

Sancho
Crítico gastronómico

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.