En Santander solo el 11% de menores de 18 años consume verduras

En Santander solo el 11% de menores de 18 años consume verduras

OSPS socializó estudios sobre actividad física, nutrición y enfermedades crónicas en la región.

17 de septiembre 2014 , 06:38 p.m.

En el marco de la agenda metropolitana de eventos de salud, 2014, el Observatorio de Salud Pública de Santander, en conjunto con la Secretaría de Salud Departamental, realizaron la «Sala de análisis de situación sobre estilos de vida saludable y riesgo cardiovascular y metabólico».

En el encuentro se presentaron resultados de investigaciones de Santander relacionadas con enfermedades crónicas, situación nutricional de la población menor de 18 años, actividad física (AF) en infantes y adolescentes, y género y práctica de AF.

El auditorio del Centro Médico de la Foscal fue el escenario de esta actividad con la participación de secretarios de salud del área metropolitana de Bucaramanga, representantes de aseguradoras y prestadores de salud, estudiantes y docentes de universidades, entre otros actores.

Los ponentes de la actividad fueron en su orden, Paul Anthony Camacho de la Dirección de Investigaciones de la Foscal; Johanna Otero, coordinadora científica del Observatorio de Salud Pública de Santander; Marcela Clavijo, nutricionista del Observatorio de Salud Pública, y Claudia Hormiga, epidemióloga del Observatorio.

En las intervenciones se llamó la atención especialmente sobre los problemas generados por las Enfermedades Crónicas No Transmisibles (ECNT) asociados principalmente a estilos de vida insalubres, así como aspectos relacionados con la transición demográfica, nutricional, social y económica.

Asimismo, se resaltó la baja práctica de actividad física (AF) en niños, niñas y adolescentes a medida que aumenta la edad, las diferencias marcadas de la AF entre hombres y mujeres, y la situación nutricional en los menores de 18 años.

En Santander, solo el 11 % de los menores de 18 años consume verduras diariamente

El estudio “Situación nutricional de población menor de 18 años residente en Santander” realizado por el Observatorio de Salud Pública de Santander, destaca entre sus resultados que “de cada 100 menores de 18 años, 95 recibieron lactancia materna alguna vez, con un tiempo de duración promedio de 14 meses, pero solo el 3% de los menores de 2 años recibió la lactancia de manera exclusiva durante 3 meses, en promedio”.

La investigación abarcó tres componentes: lactancia materna, tipo de alimentación e indicadores antropométricos que dan cuenta de déficit o de exceso nutricional.

Con relación al consumo de frutas y verduras - factor de riesgo comportamental, con desenlaces en la adolescencia y en la edad adulta- Johanna Otero Wandurraga, coordinadora científica del Observatorio e investigadora afirmó que entre los resultados de este estudio “el 64 % de la población encuestada consumía frutas a diario, en presentación de jugos, dentro de su dieta en los 7 días anteriores a la encuesta”. Por su parte, el consumo diario de proteínas como carnes, huevos y pescado estuvo entre 3 y 35 por ciento de la población.

“A mayor edad, la práctica de actividad física disminuye en niños y adolescentes”

“La prevalencia de inadecuada actividad física aumenta significativamente de acuerdo a la edad, excepto en la población masculina en edades entre 9 y 10 años”. Es decir, que a mayor edad de los encuestados, la práctica regular de actividad física disminuye de manera preocupante".

Esta es la conclusión del estudio “Actividad física en infantes y adolescentes residentes en Santander", realizado por el Observatorio de Salud Pública de Santander, y socializado a través de la “Sala de estilos de vida saludable y riesgo cardiovascular y metabólico”.

Marcela Clavijo, nutricionista y supervisora de campo afirmó que la “investigación fue realizada con niños, niñas y adolescentes en edades entre 8 y 17 años, pertenecientes a 47 municipios del departamento, evidenciándose un 71% de predominio de inadecuada actividad física en los encuestados”.

El estudio subrayó además que las actividades mayormente reportadas por los menores en su tiempo libre son “jugar a ‘La lleva’, correr y practicar microfútbol”.

“La actividad física influye de manera positiva sobre la salud de las personas, y son múltiples los beneficios a nivel orgánico y mental derivados de la práctica regular de esta” puntualizó la supervisora.

Lo anterior pone de manifiesto la necesidad de implementar estrategias continuas desde los colegios especialmente, a fin de promover estilos de vida sanos entre los menores.

BUCARAMANGA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.