El cordero pascual

El cordero pascual

Hay una campaña soterrada, con objetivos concretos, para que el Poder Judicial pierda su legitimidad

notitle
14 de septiembre 2014 , 10:03 p.m.

La recopilación de veinte años de trabajo de Gallup Colombia –una de las mejores encuestadoras, exitosamente orientada por Jorge Londoño– cayó como una bomba. Como lo reportó EL TIEMPO en su edición dominical, la confianza de los ciudadanos en la justicia llegó a uno de los niveles más bajos en décadas.

A diferencia de la popularidad que marque un personaje público, la imagen desfavorable de las cortes y de las instancias judiciales es extremadamente perniciosa para la estabilidad institucional y para la vitalidad de la democracia.

Hay que arrancar diciendo que, desde una perspectiva histórica, la opinión está siendo profundamente injusta con la justicia. Es de esperarse que una persona, cuando la encuesten, sobre todo si es un joven, piense solo en el hoy y no conozca el ayer, es decir, de donde venimos. Para quienes vivimos los ochenta y los noventa, la justicia del país es hoy, incuestionablemente, más eficiente y eficaz que aquella que padecimos los colombianos en esas épocas tenebrosas.

Obtener una orden de captura contra un capo o un comandante terrorista era un esfuerzo destinado al fracaso. Cuando, por fin, un juez se atrevía a expedirla era el equivalente a su sentencia de muerte. Terminaba en el cementerio o desterrado en un consulado remoto para evitar que lo alcanzaran los asesinos a sueldo. A pesar de que evidentemente siguen pasando cosas de ese estilo, el entorno en que opera la justicia es hoy muy distinto.

Una de las innovaciones fundamentales que cambiaron la justicia fue la creación de la Fiscalía General de la Nación. Gracias a su existencia y a su labor, muchas veces no exenta de fallas, se ha logrado que la balanza se incline –cada vez más– a favor del Estado. En términos históricos, la Fiscalía, como institución, es un crío. Y aun así ha logrado poner a la defensiva y desarticular a las más desestabilizadoras manifestaciones del crimen organizado y del delito.

La Corte Constitucional ha sido el instrumento idóneo para hacer realidad los derechos y libertades de los ciudadanos. Sin duda, muchos de los fallos de sus magistrados pueden ser polémicos y bordean –a veces– con una eventual extralimitación de funciones que riñe con el Poder Legislativo. Pero nadie puede negar que la Corte se ha constituido en un baluarte poderoso en la defensa de la democracia participativa.

Que en vez de preguntar sobre la popularidad de la Corte más bien indaguen sobre la favorabilidad que tienen, entre los ciudadanos, las tutelas contra el sistema de salud; los fallos que protegen la diversidad y las minorías; las sentencias que desmontaron el anatocismo del Upac y tantas otras decisiones que le han dado un sentido concreto y práctico –en el día a día– a la retórica de los derechos, valores y libertades plasmados en la Constitución. Son dos ejemplos que ilustran bien el punto.

Nadie desconoce los pecadillos y los pecados mortales del Poder Judicial. Pero este desprestigio evidente, entre la opinión pública, no se alimenta solamente de los errores y vanidades de magistrados, jueces, procuradores, contralores y fiscales. Hay una campaña soterrada, con objetivos concretos, para que el Poder Judicial pierda su legitimidad. Y perder la legitimidad es erosionar la autoridad para juzgar y perseguir los delitos. En el fondo, no es más que una campaña a favor de la impunidad de todos aquellos que quieren evadir su responsabilidad. La justicia es el cordero pascual de intereses oscuros.

Díctum. De un día para otro amanecimos bajo la amenaza del chikunguña. Que no nos pase lo mismo con el ébola. Ojo con el tráfico de personas proveniente de Brasil y Ecuador.

Gabriel Silva Luján

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.