Expectativa por junta directiva de la EEB

Expectativa por junta directiva de la EEB

Distrito citó a sesión extraordinaria con el fin de que la presidenta rinda informe de su gestión.

notitle
14 de septiembre 2014 , 08:21 p.m.

El Distrito, como accionista mayoritario, convocó para hoy a la junta directiva de la Empresa de Energía de Bogotá (EEB) a una reunión extraordinaria en la que estarán, por primera vez, los cinco nuevos miembros principales que el alcalde Gustavo Petro eligió recientemente para recomponer ese órgano.

Pero la nueva cúpula fue citada solo para tratar un punto en la agenda del día: el informe que debe presentar la presidenta de la EEB, Sandra Fonseca, sobre la gestión cumplida desde que asumió la empresa, en febrero del 2013. (Lea también: ¿Hacia dónde va la EEB con el cambio de su cúpula?).

La sesión quizás resultaría normal en el funcionamiento de una compañía si no fuera porque la convocatoria se hace semana y media después de una junta ordinaria en la que Fonseca presentó su informe de gestión del último mes, y porque es inusual que en la EEB le pidan a su presidenta una rendición de cuentas de lo ejecutado en su ejercicio, sin mediar un hecho extraordinario que lo amerite.

Además, porque esta reunión se efectúa con una directiva que ha desatado la polémica. En primer lugar, por la salida de la junta de altos ejecutivos y técnicos expertos en el sector energético y en el manejo de grandes empresas y en su reemplazo haya quedado el órgano directivo integrado por una amplia mayoría de miembros (7 de 9) que siguen plenamente los lineamientos del actual Gobierno Distrital. En segundo lugar, por el temor que se ha creado en torno de que la junta podría tomar decisiones menos estratégicas y más políticas, en la recta final del gobierno.

Entre los miembros principales de ese órgano directivo están Ricardo Bonilla, secretario distrital de Hacienda; Guillermo Alfonso Jaramillo, exsecretario de Salud y Gobierno de la presente administración; Carlos Arturo Rey, secretario privado de la Alcaldía; José Orlando Rodríguez, abogado y asesor de organizaciones sindicales, y Fabio Arias, secretario general de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT).

Fuentes consultadas también manifestaron que de tiempo atrás hay un malestar con Fonseca por la recompra de 31,92 por ciento de acciones que hizo la EEB en la Transportadora de Gas Internacional (TGI), por 880 millones de dólares, cuando esas acciones Citigroup las había adquirido antes por unos 400 millones de dólares.

Pese a que la junta había autorizado a la presidenta de la EEB esa compra, lo que incomodó fue el “procedimiento” y el “excesivo” valor de esa recompra. Mientras tanto, Fonseca ha defendido esa inversión y el que haya logrado elevar las utilidades de la empresa un 33 por ciento en el primer semestre de este año, al cerrar utilidades netas por 956.772 millones.

BOGOTÁ
lucgom@eltiempo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.