Secciones
Síguenos en:
La buena televisión pública / El otro lado

La buena televisión pública / El otro lado

Dos programas logran destacarse: Callejeando, en Canal Capital y Revela2, en Canal Tr3ce.

notitle
Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
14 de septiembre 2014 , 04:26 p. m.

En Colombia no hay canales públicos porque no tienen concepto de canal, sino de programas. Pero sí hay programas, pocos pero muy buenos.

En Señal Colombia están documentales como Nacer, juegos interactivos como En órbita; en lo infantil está lo mejor con Migrópolis, Kikirikí y La lleva, y en lo divertido con sentido de nación, Los puros criollos.

A TelePacífico lo salva que tiene muy buenos eventos en directo, como el Petronio Álvarez. En TeleAntioquia se sigue divirtiendo la tradición con Serenata y las transmisiones en directo.

En TeleMedellín sobresale M-24, por arriesgar en otro formato y más ciudad. En Canal Capital, sus transmisiones en directo y sus programas de opinión.

En TeleCaribe se goza la identidad, con Trópicos. En Canal Tr3ce sobresale lo juvenil y ecológico, con Una historia en bicicleta y Trueque.

Y ahora quiero mencionar dos programas más: Callejeando, en Canal Capital (que desde hoy también se verá por Señal Colombia) y Revela2, en Canal Tr3ce.

Callejeando busca caminar la ciudad y contarla desde sus modos de ser. En cada edificio o esquina o parque hay una Bogotá que se expresa de memoria y futuro. El programa busca el tono de no tomarse en serio, lo cual se agradece. En su realización hay una vitalidad de querer a la ciudad.

Callejando es hecho por Juan Camilo Ramírez, quien fue parte de otro gran programa, La Sub-30, y al frente de la pantalla está un estudioso y extrovertido bogotano como Andrés Ospina, quien ha experimentado en todos los formatos de radio, blogs, prensa y televisión.

Y como guionista, otro terco de la televisión cultural, Álvaro Perea, quien ha venido pensando a Colombia en imágenes. Buen programa, realización decente, tal vez un poco acelerado en su ritmo, pero bien.

Revela2 es un experimento terco multiplataforma y con toques de educación adolescente que se luce en Canal Tr3ce. Es una serie de TV y una plataforma sobre derechos sexuales y reproductivos en perspectiva juvenil.

El otro detalle es que es un proyecto colaborativo entre instituciones nacionales como el Ministerio de Salud, Uninorte y Uniandes.

Creado por la Fundación Imaginario, se destaca por usar todos los formatos audiovisuales (YouTube, ficción, no ficción, hangouts, medios sociales, paquete educativo, web, administración de recursos) y por contar con rigurosidad en la producción, investigación, validación, dirección creativa, coordinación y dirección editorial.

Lo mejor es que su valor lo reconocen por fuera, ya que en la categoría de jóvenes es finalista al premio especial de Unicef en el Japan Prize 2014, el más importante festival de TV educativa del mundo, organizado por NHK, la TV pública japonesa.

Entre más de 300, es finalista y su clave es que busca pensar desde lo local nuestros modos de ser joven y enfatiza en los derechos.

Y debe haber muchos más programas, como El profesor Super O, pero, la verdad, es que no tenemos un canal público con concepto y diseño de canal. Por ahora, la televisión pública es solo algunos buenos programas.

ÓMAR RINCÓN
Crítico de televisión

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.