Una obra vital para que el país sea competitivo

Una obra vital para que el país sea competitivo

Según la Andi, un camión de carga gasta más de 14 horas en ir del puerto de Buenaventura a Bogotá.

notitle
13 de septiembre 2014 , 05:46 p.m.

El paso de la cordillera Central a través de un túnel es fundamental para incrementar la competitividad del país mediante menores costos de transporte para los importantes volúmenes de bienes que se mueven entre Buenaventura y los principales centros de producción y de consumo.

Un reciente informe del Ministerio de Transporte, que recogió información del 2013, corroboró que Valle, incluido Buenaventura, es el departamento con los volúmenes más altos de atracción y generación de carga, con 28,6 millones de toneladas en el primer caso y 39,8 millones en el segundo. (Lea también: Por retrasos, caducidad a contrato del túnel de La Línea).

Así mismo, de los 8,6 millones de toneladas que se movilizaron el año pasado desde las seis ciudades más importantes en materia de carga (Barranquilla, Buenaventura, Cali, Cartagena, Medellín y Santa Marta) hasta Bogotá, el puerto en el Valle representa más de la cuarta parte (27,9 por ciento), al sumar 2,48 millones de toneladas ingresadas a la capital.

Lo anterior muestra la importancia que tiene Buenaventura en la importación de productos que llegan a la capital, mientras la movilización de carga desde Bogotá hasta el puerto sumó el año pasado 674.745 toneladas.

Al mirar las cifras de contenedores, el 57 por ciento de la movilización de carga se efectúa entre las ciudades portuarias y Bogotá, Cali y Medellín, siendo el principal origen de la carga Buenaventura y el principal destino Bogotá. Adicionalmente, un reciente análisis de la Gerencia de Logística, Transporte e Infraestructura de la Asociación Nacional de Empresarios (Andi) muestra que el corredor Bogotá-Buenaventura tiene una brecha en diferentes aspectos frente a lo que se considera un escenario eficiente.

El documento señala que durante junio el tiempo de recorrido promedio para un camión fue de 14,4 horas, frente a un ideal de 8,5; el número de viajes por mes es de 6, cuando podría llegar a 19 recorridos, mientras el valor del flete por tonelada está en 124.446 pesos, que contrasta con un escenario eficiente de 88.848 pesos por tonelada.

Agrega que si mejoran las condiciones actuales de infraestructura, se pasaría de una velocidad promedio de 36 kilómetros por hora en 515 kilómetros a una promedio de 60 kilómetros, en 493 kilómetros, que sería la nueva longitud del corredor en cuatro años.

Otras cinco obras que han tenido dificultades

De los contratos que se adjudicaron entre el 2002 y el 2010, hay varios que se destacan por las dificultades y atrasos.

Bogotá-Girardot: en medio del escándalo del Grupo Nule, el proyecto, adjudicado en el 2004, solo estuvo listo en abril pasado.

Ruta del Sol 1: está pendiente de definir el trazado de 21 kilómetros entre Villeta y Guaduas (Cundinamarca).

Ruta del Sol 3: ha tenido atrasos en su construcción porque aparecieron más comunidades de las previstas en los estudios.

Doble calzada Buga-Buenaventura (Valle): la obra lleva siete años en ejecución y la fiebre del oro amenaza la estabilidad del pavimento.

TransMilenio al aeropuerto El Dorado: la zona gris entre el concesionario Opaín y el Distrito impidió construir una estación del sistema en la terminal aérea.

EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.