Exfiscal del caso Colmenares: agresor de Natalia Ponce es inimputable

Exfiscal del caso Colmenares: agresor de Natalia Ponce es inimputable

Antonio González defiende a Jonathan Vega. Fiscalía pidió 30 años de cárcel.

notitle
12 de septiembre 2014 , 04:47 p.m.

Ayer viernes el fiscal encargado del caso de Jonathan Vega Chávez, quien lanzó ácido contra Natalia Ponce de León el pasado 27 de marzo en el norte de Bogotá, le formuló formalmente cargos por el delito de tentativa de homicidio agravado.

En la audiencia de formulación de acusación, se determinó también que por los agravantes del caso (el tratarse de una mujer a quien se le arrojó el químico) la condena podría ser entre 16 y 37,5 años de prisión.

La defensa de Vega Chávez es el exfiscal del Caso Colmenares, el exfiscal del caso Colmenares Antonio González, dice que tiene documentos, entre ellos un informe del psiquiatra Máximo Duque, exdirector de Medicna Legal, en el que se asegura que al agresor no se le puede imputar el delito por sus desórdenes mentales.

Sin embargo, Abelardo de la Espriella, abogado de Natalia Ponce, aseguró que no van a aceptar esta teoría, porque por la premeditación del crimen (se conoce que el agresor acosó a la víctima durante seis meses) se evidencia que Vega Chávez está en sus plenas facultades mentales. (Vea aquí diez momentos clave del caso Ponce de León)

En la audiencia, Medicina Legal también presentó el último informe sobre la salud de Natalia Ponce, quien, según la institución, tiene una deformidad permanente en su rostro, problemas auditivos, pérdida de la sensibilidad en sus papilas gustativas y otras lesiones permanentes en su cuerpo.

Natalia Ponce, que se convirtió en el símbolo de la lucha contra los ataques con ácido en Colombia, le habló el pasado 22 de agosto a los medios de comunicación y recordó lo que pasó el día del incidente: “Se hizo pasar por un exnovio de cuando tenía 20 años, me pareció muy raro cuando se anunció. Primero le dije al portero que lo dejara seguir pero como tenía que botar unas cosas bajé. Cuando salí vi a un hombre misterioso, con cachucha y capota, y ahí me atacó”.

Confesó que en ocasiones le darían “ganas de venganza”, de hacerle a Vega lo mismo que él le hizo, pero admitió que a medida que pasa el tiempo ha estado más tranquila. “Si bien sé que no lo voy a perdonar nunca, hay que olvidar y dejar la rabia”.

BOGOTÁ

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.