Frutas deshidratadas, pero nutritivas

Frutas deshidratadas, pero nutritivas

Este tipo de alimento proporciona al cuerpo vitaminas y minerales requeridos para mantenerse activo.

notitle
12 de septiembre 2014 , 03:49 p.m.

Buscar dietas balanceadas y acudir a porciones alimenticias que permitan controlar la ansiedad de comer han hecho que los frutos deshidratados estén en la mira de muchas personas que se sumergieron en la onda del fitness.

Aunque su función inicial fue la de demorar el periodo de descomposición de frutas y verduras, en la época neolítica, cuando los humanos empezaron a desarrollar la agricultura, hoy en día la deshidratación también es una alternativa para incorporar las frutas –y todos sus nutrientes– a la alimentación, incluso como merienda durante la jornada diaria.

Según la nutricionista y dietista Patricia Lozano, si bien pasan por un proceso en que se les extrae el agua, esta clase de frutas no pierden sus vitaminas y minerales. “Contienen grasa buena como el omega 3 y el 6. También brindan vitaminas E y C, que son antioxidantes, van a ayudar al cuerpo a la circulación y actúan contra el envejecimiento. Además, previenen algunas enfermedades degenerativas, como el cáncer, mejoran la digestión y aportan zinc. Ese último nutriente permite abrir el apetito y protege la salud del colon”, dice la experta.

El sabor dulce suele aparecer cuando las frutas se deshidratan con almíbar, una de las tres técnicas que se utilizan generalmente para optimizar estos productos. “Esto es un punto para tener en cuenta porque la gente muchas veces no puede consumirlo dulce. Las pasas, más que todo, tienen gran parte de azúcares”, afirma Pablo Villegas, chef y propietario de Granel Gourmet, tienda especializada en este tipo de alimentos. A través de la liofilización, la fruta llega a temperaturas de 196 °C bajo cero sin perder la textura ni los sabores que la caracterizan, contrario a lo que podría pasar en ciertos casos con la deshidratación con calor.

Algunos usos

Esta clase de frutos tienen varios usos culinarios. “Forman parte de muchos platos típicos de la época navideña, como el pavo relleno y las tortas. Sin embargo, cada vez se los está incorporando en más recetas que se consumen en el día a día, pues en la actualidad se sabe de su gran aporte nutricional y sus efectos beneficiosos en la salud”, apunta Raúl Bermeo, director general de Nature’s Heart.

Además, al convertirlos en aperitivos y bocados para las meriendas, suelen controlar la ansiedad, que afecta al apetito.

Sin ‘endulzarse’ con las pasas

“Las porciones deben ser solo lo que ocupe la palma de la mano. Además, es ideal que los frutos deshidratados estén acompañados por maní, almendras o pistachos”, dice la nutricionista Patricia Lozano. Además, si desea consumir ciruelas pasas es mejor hacerlo a primera hora de la mañana o por la noche. Gracias a la fibra que tiene, esta activará el sistema digestivo. Pero la experta recomienda no comer más de una.

Controle la cantidad que consume

Se pueden consumir en porciones pequeñas, sin son dulces y mezcladas con otros alimentos.

“Es recomendable que sean raciones que no aporten más de 150 calorías. Se pueden utilizar como complementos de las comidas en ensaladas o guisos o como colaciones o refrigerios saludables”, dice Karen Czacki, nutricionista de Nature’s Heart.

Torta al revés / Receta al estilo Granel Gourmet

Ingredientes

* 175 gr de mantequilla
* 180 gr de azúcar morena
* 200 gr de piña deshidratada
* 8 cerezas deshidratadas
* 500 gr de harina de almendra
* 2 cdtas. de polvo de hornear
* 1/2 cdta. de sal
* 2 huevos
* 250 gr de azúcar morena
* 200 ml de leche
* 1 vaina de vainilla

Preparación

Derrita 100 gr de mantequilla y rocíe la azúcar morena sobre esta. Aparte, mezcle las cerezas y la piña en un molde para hornear ya preparado (mantequilla y harina) y bata los huevos en un tazón. Agregue la azúcar morena y mezcle bien. Luego, añada la leche, la pulpa de la vainilla y 75 gr de mantequilla derretida. Mezcle la harina, el polvo de hornear y la sal; adicione la mezcla anterior a estos ingredientes secos y bata hasta disolver los grumos. Una vez tenga una mezcla, llévela al molde con las frutas y déjela en el horno (precalentado a 180°) durante 25-30 minutos. Cuando esté lista, pase un cuchillo entre el molde y el pastel para despegar los lados e invierta el molde de un golpe seco de manera que el pastel caiga.

ESTILO DE VIDA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.