Por hacinamiento en parque La Granja, presos irán a cárcel Distrital

Por hacinamiento en parque La Granja, presos irán a cárcel Distrital

El secretario de Gobierno, Hugo Zárrate, aseguró que serán llevados a La Picota y a otros centros.

notitle
10 de septiembre 2014 , 07:46 p.m.

Los casi 70 detenidos que se encuentran en el parque La Granja, en Engativá, serán trasladados a la cárcel Distrital.
Así lo anunció el secretario de Gobierno, Hugo Zárrate, luego de una reunión con el ministro de Justicia, Yesid Reyes, el general Humberto Guatibonza, comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, personal del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec) y de la Fiscalía General de la Nación.

Zárrate señaló que los reclusos de la Distrital serán llevados por el Inpec a la cárcel La Picota y a otros centros penitenciarios ubicados en diferentes partes del país.

De esta manera, quedarán disponibles 450 cupos para las personas que están en proceso de judicialización y que, según el Secretario, se encuentran hacinadas no solo en las URI sino también en las estaciones de Policía.

El general Guatibonza informó que en aproximadamente tres semanas se dará solución a esta crisis.

Zárrate afirmó que el Inpec enviará una carta comprometiéndose a recibir a las 450 personas que serán trasladadas desde la cárcel Distrital a otros centros.

Cifras de hacinamiento

Según la Fiscalía, en total, las URI de Puente Aranda, Engativá, Kennedy y Ciudad Bolívar tienen capacidad para 225 detenidos.

Sin embargo, actualmente hay 444, por lo que se presenta un sobrecupo de 219.

‘Que no metan a mi hijo en la URI’

Rosa no ha descuidado a su hijo desde que lo detuvieron. Lo acusan de robarle una bicicleta a un policía y de agredirlo. “Él no lo hizo. Su error fue comprarla por 20.000 pesos y pues como lo cogieron con ella en las manos se lo llevaron”.

Ella no ha sido capaz de dejarlo solo. Tiene 19 años y además es el que la ayuda a sostener un hogar sin padre, tres hermanos más jóvenes y un sobrino con lo se gana en una carpintería.

Ella es empleada doméstica y lo que ha hecho es trabajar por medios tiempos para acompañar al joven hasta las cinco de la tarde. “Le llevo su comidita porque aquí se almuerza muy mal. Un arroz todo seco sin sabor. La semana pasada se enfermaron tres muchachos. Les dio una diarrea terrible”, dice como tratándolo de ver a los lejos mientras hay cambio de turno. Dice que los policías se han portado bien, que en medio de las reglas de encierro los han tratado con humanidad. No dicen lo mismo otros capturados que se quejan de no poder hacer sus necesidades tranquilos. El temor de esta madre es que metan a su hijo a la URI. “Afuera están mejor. Allá adentro es una pesadilla. Hay solo dos baños y una ducha”.

BOGOTÁ

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.