Habla por primera vez general de Escuela sobre venezolanos expulsados

Habla por primera vez general de Escuela sobre venezolanos expulsados

Director de Escuela de Guerra dice que Saleh y Gabriel Valles quisieron entrar de manera irregular.

10 de septiembre 2014 , 01:23 p.m.

El general Javier Fernández, director de la Escuela Superior de Guerra de las Fuerzas Militares, habla por primera vez del caso de los dos venezolanos expulsados por proselitismo, y que intentaron ingresar a ese centro de estudios irregularmente. (Lea también: Activista venezolano, vinculado a ONG, pidió refugio a Colombia)

Dijo que a finales de agosto Lorent Gómez Saleh y Gabriel Valles, los dos jóvenes expulsados la semana pasada por violar normas migratorias, se hicieron pasar como estudiantes de la Universidad Sergio Arboleda y obtener un cupo en un curso de seguridad y defensa, usualmente abierto para estudiantes de último semestre de universidades. Señala que la información de ese curso pudiera ser utilizada inadecuadamente.

¿Cómo llegan los dos venezolanos a la Escuela?

Ellos ingresaron el 28 de agosto pasado con un grupo de estudiantes de la universidad Sergio Arboleda el día de la inauguración del ‘Curso de Orientación en Defensa Nacional’. Se metieron en el grupo con ellos. Ellos decían verbalmente que sí estaban acreditados y al mismo tiempo estudiantes de esa universidad estaban dando por sentado que ellos estudiaban allá. Se les dijo que debían formalizar la matrícula y presentar los documentos. En el descanso del segundo día de clases, uno de ellos (Lorent Saleh) fue sacado y se le dijo que debía estar al día con los documentos. El otro no volvió.

¿Presentaron documentos falsos de la universidad?

La falsedad de ellos es que no aparecían entre los documentos remitidos por la universidad Sergio Arboleda. El requisito principal para obtener el cupo es que tenían que ser acreditados con las universidades con las que la Escuela Superior de Guerra tiene convenios. Ellos solo hicieron inscripción el primer día, no matricula ni obtuvieron carnés.
Ahora, lo que pasa es que ellos llegaron ahí y se introdujeron como si fueran estudiantes. En ese momento falló la verificación, porque ellos no venían en el listado que nos envió la universidad (Sergio Arboleda).

¿Es decir que se burló la seguridad del establecimiento universitario?

El tema es que se quebrantó en cierta forma las normas de seguridad, pero, por no hacerles el feo a los estudiantes universitarios de esa universidad, que es tan prestigiosa, por supuesto que se recibieron de esa forma para verificar después qué situación tenían. Al ver que no traían ningún documento inmediatamente en la segunda clase el señor Gómez fue sacado de la clase y se le dijo ‘tiene que matricularse’. Su respuesta fue que iba a traer los documentos y nunca apareció.

¿En qué consiste el curso que pretendían tomar?

Es un curso de 80 horas, básicamente lo que reciben es una información general sobre los aspectos básicos de la defensa y seguridad nacional. Únicamente para que entienden cuál es el proceso que hacen las Fuerzas Militares del país. Son estudiantes de último año y son remitidos directamente por las universidades.

¿Se abordan aspectos de trascendencia de seguridad nacional?

No, porque así como se da a estudiantes de último año que envían las universidades también se da a otras instituciones. Aquí han pasado funcionarios de la Contraloría, Procuraduría, Fiscalía, y de instituciones privadas. Los mismos presidentes de empresas. Es decir, este curso lo piden mucho en el entendido de que es únicamente orientación en defensa nacional, lo que mucho colombiano no conoce.

¿El curso incluye visitas a instalaciones militares?

No, solamente, es en aula de la Escuela. No pasa de ser básicamente una información de carácter general sobre las capacidades, la estrategia nacional, en general de qué se compone y cómo viene estructurada la seguridad y la defensa nacional. Eso es prácticamente como un libro blanco, que lo único que se requiere es atraer la atención de la labor que hacen las Fuerzas Militares del país.

¿Conocen estrategias como el ‘Plan Espada de Honor’ o cuántos hombres tiene las Fuerzas Militares, por ejemplo?

No, esa información es absolutamente clasificada y para que se pueda suministrar se necesita el aval del Ministro de Defensa y del Comandante de las Fuerzas Militares.

¿Quiénes son los profesores, los catedráticos?

Son oficiales retirados, otros en actividad, docentes de la Escuela Superior de Guerra.

Los estudiantes publicaron fotos en redes sociales en eventos con el Ministro de Defensa y el Comandante de las FF. MM. ¿Cómo lo lograron?

Eso no lo sabemos. Los estudiantes no tienen ningún tipo de identificación que los acredite como estudiantes de acá. No se les da carné porque es un curso, es un programa académico no formal. Seguramente se metieron allá con otro tipo de identificación.

¿En el caso de Lorent Gómez, detenido cerca de la Escuela, alcanzó a manifestar que era venezolano?

Él tiene los documentos de inscripción, presenta la fotocopia del pasaporte, en donde se conoce su ciudadanía venezolana. Eso fue el primer día. Le faltaba acreditar estudio en la universidad, le faltaba la carta de la universidad invitándolo y por supuesto los documentos de seguridad que tiene que llenar acá.

¿Ellos alcanzaron a pagar el curso?

El curso tiene un valor de 300.000 pesos. Ellos no pagaron porque no se matricularon. Les faltó todo el proceso.

¿Cuándo detectan que no vuelven reportan eso a las autoridades?

No, en ese momento no hubo sospecha, porque eran estudiantes recomendados por otros estudiantes. Aquí entran muchos estudiantes. Permanentemente estamos haciendo esos cursos. Cuando una persona no regresa se saca del curso, sin ningún tipo de inconvenientes. No se entra en sospecha en nada, porque se trata de un proceso netamente académico.

¿Ellos hicieron con anterioridad alguna solicitud? ¿Tuvieron intención antes de entrar a la universidad?

No. Era la primera vez.

¿Ustedes se enteran de lo sucedido con la captura y expulsión de estas dos personas?

Correcto. No sabíamos de la procedencia, ni la capacidad de este joven de delinquir.

¿Si los dos jóvenes hubieran tomado el curso se habría puesto en riesgo la seguridad nacional?

No tiene la mayor trascendencia. Incluso esa información que se les da a ellos se les da a las visitas que tenemos permanentemente de las escuelas superiores de guerra de todos los países. Aquí viene semanalmente una de cada país del hemisferio y de otras partes del mundo. El conocimiento que se les brinda es básico, no hay nada de contenido.

JUSTICIA
justicia@eltiempo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.