'Estados deben controlar mercados de marihuana y coca'

'Estados deben controlar mercados de marihuana y coca'

La intención, según Comisión Global, es darle un nuevo enfoque a la lucha contra las drogas.

notitle
09 de septiembre 2014 , 09:26 p.m.

La Comisión Global de Políticas de Drogas, integrada por importantes personalidades de todo el mundo, abrió este martes un álgido debate sobre lo que considera es la necesidad de que los Estados regulen toda la cadena productiva de algunas drogas que, actualmente, son catalogadas como ilícitas.

Si bien es un tema que no deja de ser polémico por sus alcances y consecuencias, los miembros de la Comisión lo consideran un paso importante para darle un nuevo enfoque a la lucha contra las drogas y comenzar a cambiar en el mundo el paradigma que ha hecho que esa causa, a su juicio, haya fracasado.

La propuesta está incluida en el segundo informe de esta comisión –el primero lo presentaron en el 2011–, titulado ‘Asumiendo el control: caminos hacia políticas de drogas eficaces’ y presentado este martes en Nueva York.

“Si seguimos los principios pragmáticos de reducción de daños, a largo plazo, los mercados de drogas deberán estar regulados de manera responsable por las autoridades de gobierno. Sin la regulación, control y aplicación de las leyes, el tráfico de drogas permanecerá en manos de criminales organizados”, se lee en el documento.

La Comisión está conformada por los expresidentes César Gaviria (Colombia), Fernando Henrique Cardoso (Brasil), Ernesto Zedillo (México) y el exsecretario de las Naciones Unidas Kofi Annan, entre muchos otros.

Ellos consideran que el fracaso de la lucha contra las drogas es evidente, por lo que el ambiente de nuevas propuestas que se está gestando en el mundo es necesario para que los Estados se atrevan a dar pasos distintos que permitan reducir al máximo los efectos negativos de este flagelo.

La Comisión –en su segundo informe– asegura que uno de esos pasos es “regularizar los mercados de droga para que los gobiernos asuman el control”, lo cual se podría hacer –en principio– con la marihuana, la hoja de coca y “ciertas sustancias psicoactivas nuevas”.

Los expresidentes tienen la tesis de que poner fin a la “penalización” de quienes consumen drogas “es vital”, pero sirve de poco para contrarrestar los daños asociados al mercado de estas sustancias. Un ejemplo de ello, dicen los miembros de la Comisión, es “la expansión continua del tráfico ilegal”.

“Se deben permitir e incentivar distintos experimentos de regulación legal del mercado con drogas actualmente ilícitas, empezando, entre otras, por el cannabis, la hoja de coca y ciertas sustancias psicoactivas nuevas”, dice el documento.

De hecho, los líderes consideran que estas medidas se deben extender a otros escenarios, por supuesto bajo estricto control gubernamental y médico, para evitar que la regulación generare mayores índices de consumo.

“Se necesitan nuevos experimentos que permitan el acceso legal, pero restringido, a drogas que actualmente están disponibles solo de manera ilegal. Esto debe incluir la expansión del tratamiento asistido con heroína para algunos usuarios dependientes de larga data, que ha probado ser eficaz en Europa y Canadá”, dice el documento.

El informe de los exmandatarios, que sin duda despertó el interés de varios Estados, aclara que dar este paso no significa que se vaya a permitir la regulación de todas las drogas. Incluso, son claros en advertir que la venta a menores de edad no estaría permitida en ningún escenario.

Para estos líderes, es necesario mantener las prohibiciones sobre drogas más potentes, como por ejemplo los derivados “fumables” de la cocaína, que incluyen el crac, el paco y el bazuco.

Un eje central de este nuevo enfoque es ver el problema de las drogas como un asunto de salud pública, lo que implica que su regulación tenga una serie de parámetros médicos que deben aplicar quienes consuman y los lugares en los que se permita la comercialización.

¿Cómo hacerlo?

La regulación cobijaría varias etapas del proceso, como la producción y el transporte, el manejo del producto final que llega a la gente, la selección de los proveedores; el mercadeo y publicidad de la droga, con énfasis en la prevención; el control sobre los puntos de venta, y la forma en que se puede acceder al producto. Esto es, que los gobiernos asuman el control de toda la cadena.

La Comisión añade que se pueden implementar modelos como el de la “prescripción médica” para desarrollar “instalaciones de consumo supervisado de drogas”. También se habla del “modelo de farmacia especializada”, que, por ejemplo, es el que utiliza Uruguay para “la venta al menudeo de cannabis”. Otro es el de “venta al menudeo con licencia”, que permitiría la comercialización en ciertos puntos de “drogas de bajo riesgo”.

Esta nueva hoja de ruta que presentó la Comisión Global de Políticas de Drogas incluye otros temas, pero sin duda el de la regulación del mercado es el que más debate genera.

“Los beneficios de la regulación pueden ser significativos, pero surgirán gradualmente a medida que el proceso de reforma evolucione a distinto ritmo, con diferentes drogas y en distintos lugares”, concluye el informe.

Las otras propuestas

Enfoque en salud

Poner la salud y la seguridad de las comunidades en primer lugar requiere una reorientación de las prioridades políticas y recursos, que deje de lado las fallidas leyes punitivas e impulse intervenciones sanitarias y sociales basadas en evidencia.”

Medicamentos

“Se debe asegurar el acceso equitativo a los medicamentos esenciales, en particular a los medicamentos contra el dolor derivados del opio. Más del 80 por ciento de la población mundial carga con el enorme peso de un dolor y sufrimiento evitables, con escaso o nulo acceso a este tipo de medicamentos.”

Despenalización

“Es preciso poner fin a la penalización del uso y posesión de drogas, y dejar de imponer ‘tratamientos compulsivos’ a las personas cuya única falta es el consumo de drogas o su posesión. La penalización del uso de drogas tiene poco o ningún impacto en los niveles de consumo.”

Alternativas

“Se debe optar por alternativas al encarcelamiento para los infractores no violentos y los eslabones más bajos de la cadena del narcotráfico, como los campesinos, mulas y otros involucrados en la producción, transporte y venta de drogas ilícitas.”

DANIEL VALERO
Política

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.