La reforma de salud, un reto importante

La reforma de salud, un reto importante

Carta del médico Alejandro de La Torre sobre este tema.

08 de septiembre 2014 , 05:43 a.m.

 Las reformas de salud buscan mejorar la salud de las personas a través de la promoción y el aumento del acceso, calidad, equidad, sostenibilidad y eficiencia en la prestación de los servicios de atención en salud a la mayor cantidad de gente.

A diferencia de los países de Europa y Estados Unidos donde las reformas del sector salud han estado dirigidas principalmente a disminuir los gastos en salud, en América Latina dichas reformas se han dado como resultado de intentos por aumentar la cobertura y calidad de salud y para mejorar la equidad en la provisión de los servicios de salud y controlar el gasto para lograr acceso universal a los servicios de salud para todos.

En general, en la región de las Américas los resultados de estos procesos de reforma han llevado a cambios positivos como la creación de nuevas políticas nacionales, un incremento en los gastos públicos de salud y un mejoramiento en la cobertura de las poblaciones a través del desarrollo de nuevos esquemas de aseguramiento. Resultados no tan buenos se han observado en términos de eficiencia, aumento en la equidad y mejoras en la calidad de atención al nivel de la prestación de los servicios de salud.

Como profesional de la salud y usuario del sector salud no puedo estar más de acuerdo con la imperiosa necesidad de que el sistema de salud requiere una reforma a fondo que mejore el bienestar y el acceso a los servicios de salud de todos los colombianos. Sin embargo, por la coyuntura actual que atraviesa el país y las prioridades establecidas en la agenda política de este segundo término, no pareciera que hay un espacio pronto para impulsar dicha reforma.

También soy consciente de que todavía persiste una percepción general negativa acerca de los avances del Ministerio de Salud para sacar adelante una reforma en salud que aborde los principales problemas de salud. Y esto pese a que el gobierno en su primer término, desde el principio, puso los temas de salud como una prioridad de su agenda de trabajo y ha intervenido refinanciando el sistema, cambiando la estructura y más importante aún, tratando de retomar el liderazgo como ente rector y regulador de la salud.

En este sentido, me parece que la ley estatutaria presentada por el gobierno y aprobada en el congreso es un logro importante y brinda un marco clave para abordar los problemas más graves del sistema, ya que dicha ley reconoce que la salud es un derecho fundamental y autónomo y pone a disposición de los usuarios todos los mecanismos del estado para hacer cumplir este derecho, en condiciones de equidad y oportunidad. No obstante el desafío grande es la operacionalización de dicha ley y el financiamiento para los cuales no está claro el panorama.

La decisión del Ministerio de Salud de realizar cambios al sistema de salud sin necesidad de recurrir a una reforma en este momento es estratégica y apropiada para abordar algunos problemas que no pueden esperar. Finalmente, vale la pena reflexionar si en estos momentos de discusión y transformaciones, como se está dando en Colombia y en varios países, lo que se necesita es voluntad política y financiamiento o un manejo estratégico y más eficiente de los recursos de salud, o ambas cosas para resolver los problemas de salud de los colombianos.

ALEJANDRO DE LA TORRE S.
Medico Epidemiólogo

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.