Ana Mercedes

Ana Mercedes

Se bajó de su pedestal para abrazarse con las mujeres y los hombres de los palenques.

notitle
07 de septiembre 2014 , 08:12 p.m.

La conocí personalmente gracias a que heredé la amistad que tenía Roberto Espinosa, quien es uno de sus mayores admiradores, de los que más temprano reconocieron el inmenso talento que escondía esta diminuta pero vibrante artista. Debido a esa cercanía, de la cual me apropié gracias a las habilidades culinarias de mi señora, Mariana, tuvimos muchas ocasiones para compartir en su casa y en la nuestra con su esposo, Jacques Mosseri, un compañero incondicional de la Maestra y un señor de los de verdad.

Durante nuestra misión en la embajada en Washington (2010-2012) pudimos colgar la obra de Ana Mercedes Hoyos por varios meses, que despertó mucho interés y admiración entre expertos y laicos. Cientos de visitantes que pasaron por los salones de la espectacular sede diplomática que tiene el país en Dupont Circle tuvieron la oportunidad de conocer una pequeña muestra de su inagotable talento.

Entre los secretos admiradores de Ana Mercedes se encuentra el director del Museo Nacional de Historia y Cultura Afroamericana de los Estados Unidos, Lonnie Bunch, quien, a pesar de su erudición sobre temas de la cultura negra en las Américas, vino a descubrir la riqueza de nuestra cultura afro a través de la obra de la artista.

En esa época, Ana Mercedes fue invitada a depositar una selección de sus cuadros en la colección permanente de este importante museo, que abrirá sus puertas en Washington en el 2015.

Aun cuando las imágenes más populares y reconocidas de la obra de Ana Mercedes son sus famosas palenqueras, a quienes inmortalizó como grandioso símbolo de la cultura negra en Colombia, hay aspectos de su trabajo que es necesario resaltar en este momento de su partida. Ella –blanca, cachaca y sofisticada– era en el fondo de su alma una más de esas negras maravillosas que inmortalizó en sus cuadros.

Ana Mercedes tenía una profunda sensibilidad histórica. Además de plasmar en su obra la colorida estética de la cultura de nuestras negritudes, se dedicó a denunciar esa aberración que fue la esclavitud. Conocía cada detalle de esa monstruosidad, las rutas, los vejámenes, la violencia, la indignidad que representó el tráfico de masivo de seres humanos para convertirlos en animales de trabajo.

Le hervía la sangre de la ira cuando hablaba sobre la esclavitud. Pero también le brillaban los ojos apasionadamente cuando contaba las historias de su gran amor, San Basilio de Palenque. Ella fue una de las grandes precursoras de la defensa de la cultura de los palenques, esas comunidades negras que se constituyeron gracias al espíritu libertario de hombres como Benko Biohó.

Sus investigaciones y documentación de las historias, el idioma, la cultura y la música de San Basilio eran inspiración permanente y marcaron su obra de manera indeleble. En forma exquisita logró exaltar todo lo hermoso de la cultura y la raza negra, pero, al mismo tiempo, dejar explícita su indignación con todo el sometimiento y las injusticias que han sufrido las negritudes en América y en Colombia.

El expresidente César Gaviria –uno de los mayores coleccionistas de la obra de Ana Mercedes–, conocedor como pocos de la escena de las artes plásticas en Colombia y en el exterior, una vez, hablando de ella, no dudó en señalarla como la más relevante e innovadora pintora del siglo XX.

Pero Ana Mercedes es mucho más que eso. Fue una iconoclasta, que se bajó de su pedestal para abrazarse con las mujeres y los hombres de los palenques y las playas del Caribe. Fue un maravilloso ser humano. Una rebelde con causa. Una mujer excepcional. Y su temprana partida nos deja muy tristes.

Díctum. Qué frágiles son las cosas que se aman de verdad.

Gabriel Silva Luján

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.