La Remington estrena una clínica veterinaria en Medellín

La Remington estrena una clínica veterinaria en Medellín

Esta corporación universitaria invirtió 1.000 millones de pesos en este centro especializado.

notitle
07 de septiembre 2014 , 10:25 a.m.

La Facultad de Ciencias Agropecuarias de la Corporación Universitaria Remington inauguró el pasado mes de agosto una clínica veterinaria en el corregimiento Santa Elena, luego de que la Secretaría de Salud de Medellín aprobara el proyecto.

La clínica, ubicada en el kilómetro nueve de la vía a Santa Elena, nace como una necesidad para que los estudiantes de Medicina Veterinaria tengan un lugar propio para realizar sus prácticas académicas.

Con una inversión de 1.000 millones de pesos, adquirieron un campo de 50.000 metros cuadrados, adaptaron la casa que había en el terreno con oficinas y construyeron una pesebrera, aulas de clase y clínica veterinaria.

Para el doctor Ignacio Ramos, decano de la Facultad de Ciencias Agropecuarias, es importante tener un lugar propio de la facultad “donde los estudiantes puedan practicar lo aprendido en el salón de clase. Además buscamos posicionarnos como una clínica de servicio y convertirnos en la clínica del Oriente”.

La clínica, abierta al público, cuenta con atención para especies pequeñas, como perros y gatos, brindando el servicio de cirugía, consulta, hospitalización y guardería. Se planea ampliar el servicio a todo tipo de animales a medida que vaya evolucionando la clínica.

Uno de los proyectos que tiene la clínica es crear una medicina prepagada.

Inicialmente, para las mascotas de los empleados de la universidad, luego para estudiantes, más adelante para familiares de empleados y estudiantes y, por último, para el público en general. Así, se brinda un servicio a las personas y los estudiantes tienen una mayor posibilidad de realizar sus prácticas académicas.

Anteriormente las prácticas las realizaban en clínicas y consultorios veterinarios de diferentes lugares de la ciudad y del departamento, gracias a convenios que tiene la universidad con estas entidades.

Para llegar a la clínica los estudiantes se transportan por sus propios medios, teniendo en cuenta la cercanía que hay entre la clínica y la sede principal de la Remington, en el parque Berrío, y la facilidad para utilizar el transporte público que va hacia Santa Elena.

Además, la universidad tiene un convenio con una empresa de transporte, obteniendo un descuento en el valor del pasaje para los estudiantes.

Mateo Arango, estudiante de cuarto semestre, dice que “a medida que va avanzando la carrera se van obteniendo conocimientos, esos conocimientos se pueden practicar allá –en la clínica–, aplicando lo aprendido en clase”.

La facultad busca que haya una cercanía con los animales desde el comienzo de la carrera, brindando la posibilidad de realizar una práctica temprana. Desde la primera semana de estudio del primer semestre, los estudiantes ya tienen contacto con los animales.

“De esta manera se busca formar veterinarios de campo bajo la modalidad de aprender haciendo”, concluyó Ramos.
Además de la creación de la clínica, la facultad tiene dos proyectos para el futuro: trasladar la facultad para Santa Elena, y hacer una clínica móvil donde se pueda atender a los animales en cada una de las fincas.

MATEO GARCÍA
Medellín.

 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.