Cinco razones de la derrota de Colombia

Cinco razones de la derrota de Colombia

La selección cayó en su primer partido de la segunda era Pékerman.

notitle
05 de septiembre 2014 , 11:19 p.m.

La primera prueba de esta segunda etapa de José Pékerman en la Selección Colombia dejó algunas dudas en el funcionamiento del equipo, pero son normales si se tiene en cuenta que muchos jugadores están hasta ahora retomando su nivel, algunos han jugado poco o no lo han hecho desde el Mundial, o se están adaptando a sus nuevos equipos. En todo caso, la primera prueba mostró a un equipo al que le costó tener la pelota y le costó generar juego ofensivo. Se destaca que Falcao volvió al equipo y tuvo movimientos interesantes, incluso una oportunidad de gol. También volvió Aldo Ramírez quien tiene claridad en la salida pero carece de la marca de jugadores como Abel Aguilar. (Lea aquí: Colombia cayó 0-1 frente a Brasil: otro partido, la misma historia.)

1. La expulsión de Cuadrado. La tarjeta roja que vio Juan Guillermo Cuadrado iniciando el segundo tiempo desbarató el esquema de la Selección Colombia. El volante, que ya tenía amarilla y empujó por detrás a Neymar, era el volante más dinámico del equipo. A partir de ahí le tocó a Pékerman replantear. Fue moviendo hombres pero manteniendo un esquema 4-3-1-1 y luego 4-3-2. El equipo terminó sin la pelota, desordenado y con pocas alternativas de ataque. James se fundió y tuvo que ser relevado. Terminó jugando Adrián Ramos como volante de marca.

2. Bajo nivel de James. Justamente James Rodríguez no tuvo un buen partido. No mostró el nivel que mejor se le conoció al equipo en el Mundial. Intentó rotar por el medio campo, cambiando de zona con Cuadrado o jugando por el centro, pero no tuvo claridad. Sin Cuadrado y con James sin brillar, el equipo careció de ideas.

3. Los laterales con poca salida. Por la derecha Zúñiga estuvo más preocupado por marcar la salida de Neymar, lo cual era coherente, porque el 10 brasileño destrozó al equipo colombiano saliendo por esa zona y con diagonales hacia el centro. Luego entro Arias y Zúñiga fue volante central hasta que fue cambiado por Mejía. Por el otro costado Armero no tuvo salida. Estuvo opaco. Colombia no atacó por los costados.

4. Desorden. No es habitual ver a este equipo colombiano tan desordenado. El equipo parece que comienza lentamente a retomar los conceptos. No se le vio llegada al arco rival, más allá de la media distancia. Además jugó muy rápido, no tuvo pausa.

5. Pegó mucho. Una característica del juego fue que hubo mucha fricción de lado y lado. Pero Colombia pegó mucho. Sobre todo atajaron a Neymar con faltas reiterativas.

PABLO ROMERO
Redactor de EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.