Murió la artista colombiana Ana Mercedes Hoyos

Murió la artista colombiana Ana Mercedes Hoyos

La pintora y escultora colombiana había cumplido 50 años de trayectoria artística.

notitle
05 de septiembre 2014 , 06:56 a.m.

La pintora y escultora colombiana Ana Mercedes Hoyos, nacida en 1942, falleció en la Clínica Santa Fe, de Bogotá. Estaba casada con el arquitecto Jacques Mosseri, de cuya unión nació Ana.​ Esta tarde, desde las 3:30 p.m., se llevará a cabo la velación de la artista bogotana, en la Funeraria Gaviria, en la capital del país. (Vea en fotos: El legado de Ana Mercedes Hoyos)

Su versatilidad pictórica le permitió ver y proyectar una exuberante versión del realismo colombiano, que contenía a la vez una dosis de arte pop, pero sin la ironía de los distintos aspectos cotidianos nacionales. Su temática tropical fue la que la llevó a ocupar un lugar privilegiado dentro de la plástica, no solo nacional, sino internacional. (Lea también las reacciones del mundo del arte)

'Bazurto' (2005) es una de las obras más reconocidas de Ana Mercedes Hoyos.

Sus voluptuosos paisajes, frutas, objetos y formas tropicales bañados de luz ecuatorial, con colores fuertes pero tonalidades translúcidas, se exhibieron contínuamente en distintos escenarios del mundo artístico. Con estos llegó a muchos lugares y conquistó las fronteras. (Lea también: Adiós, Anamer / Columna de Fernando Gómez)

Hoyos obtuvo unos 17 reconocimientos nacionales e internacionales en 50 años de vida artística. Se formó en la Universidad de los Andes, en donde tuvo como profesores a destacados artistas como Juan Antonio Roda, Luciano Jaramillo y Armando Villegas. Otra de sus profesoras fue la famosa crítica de arte Marta Traba. (Fotos: Ana Mercedes Hoyos, una vida dedicada al arte)

“Ana Mercedes se inició en el arte en los 60 y fue una de las 'protegidas' de Marta Traba", recuerda Eduardo Serrano, crítico y curador de arte y amigo cercano de la artista. "Lo más interesante fue su independencia y su interés por Palenque. Ella veía en el corte de las frutas recuerdos de Picasso", señala.

Gloria Zea, amiga suya de toda la vida, le dijo a EL TIEMPO que el aporte de Ana Mercedes Hoyos al arte colombiano fue inmenso y que estaba en "plena vitalidad de su trabajo como artista". Resalta también su capacidad de lucha y su trabajo con la comunidad de San Basilio de Palenque y afirma que "Colombia perdió a una de sus figuras más importantes en el arte".

Sin dejar a un lado la investigación sobre las costumbres de San Basilio de Palenque y el tema de la esclavitud y la libertad, Hoyos le dijo a este diario que se encontraba trabajando en una serie sobre el Salto del Tequendama. Su más reciente exposición retrospectiva, Ana Mercedes Hoyos Tres-D, en Nueveochenta, recogió cerca de 40 años de trayectoria. El texto de esta, escrito por ella misma, daba cuenta de su sentido de libertad y de cómo luchó para seguir el camino del arte y no "ser solamente una esposa y ama de casa", como solía decir.

Otros de sus amigos cercanos que lamentan su fallecimiento son la directora de artBO, María Paz Gaviria y el también artista Nadín Ospina. "Lo que siempre me inspiró de ella fue su rebeldía, su manera de pensar y lo activa que era. La conocí desde muy pequeña, a veces me iba sola a su casa a conversar con ella por las tardes", recuerda Gaviria, mientras que Ospina señala que "además de la amistad de muchos años, fue una mujer valiente, contestataria a la que quise mucho".

"Desde el principio, su obra ha estado cercana al movimiento pop. Inicialmente hizo una serie de vallas, paisajes urbanos y buses al óleo, muy esquemáticos, en fuertes colores planos”, destaca María Clara Martínez Rivera, en un perfil que hizo de la artista para el Banco de la República.

Martínez resalta que “a partir de 1969 realizó su serie Ventanas, para algunos sus pinturas más importantes; son obras aún más sintéticas, casi siempre en pequeño formato, cuadradas, en las que líneas verticales, horizontales y diagonales enmarcan un nebuloso paisaje abstracto, y donde se hace evidente su interés por la investigación de las variaciones del color y las transparencias del óleo”.

Muy recordada es, así mismo, su famosa época en la década de los ochenta cuando reinterpretó famosos bodegones de grandes artistas de la historia del arte universal como Vincent van Gogh, Caravaggio, Zurbarán, Cézanne, Jawlensky y Lichtenstein.

Posteriormente, llega la etapa de sus famosos bodegones de Palenque, en donde se aprecian las palenqueras con los platones llenos de frutas coloridas, que Hoyos supo plasmar con destreza a través de su paleta de colores.

Su trayectoria cubre una amplia participación en muestras colectivas e individuales en el país y el extranjero.

Entre los galardones que recibió, se encuentran el segundo premio en la Bienal de Pintura Joven del Museo de Arte Contemporáneo de Bogotá, en 1967; el primer premio en la exposición ‘Espacios ambientales’, organizada por Marta Traba en el Museo de Arte Moderno de Bogotá en 1968; el premio Ciudad de Caracas a una serie de sus "ventanas" (Uno al diez), en el XX Salón de Artistas Nacionales en 1971; y el primer premio, con una polémica pintura blanca, Atmósfera, en el XXVII Salón Nacional de Artes Visuales, en 1978.

CULTURA Y ENTRETENIMIENTO

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.