Las finanzas lideran la globalización de Colombia

Las finanzas lideran la globalización de Colombia

Hay retrocesos en otros aspectos de integración con el mundo, como intercambio de servicios.

27 de agosto 2014 , 07:19 p. m.

La posibilidad de que los colombianos puedan acceder a la Bolsa Mexicana de Valores a comprar acciones inscritas allí, tras el ingreso de esta plaza bursátil al Mila la semana pasada, es un paso más de la integración financiera que ha alcanzado el país con el mundo.

De hecho, es el frente en el que más sobresale el país (ocupa el puesto 42 entre 131 países), según el índice de conectividad elaborado por el McKinsey Global Institute, que mide además el intercambio en materia de bienes, servicios, tránsito de personas, datos y comunicaciones.

Sin embargo, en esos otros aspectos, al país no le va tan bien. En materia de servicios, Colombia ocupa la casilla 96 del índice de conectividad, y esto hace que se pierdan oportunidades valiosas para que los empresarios y las personas puedan obtener los beneficios de ampliar sus mercados.

En cuanto al intercambio de bienes, movimiento de personas, datos y comunicación, el país figura en los puestos 62, 68 y 59, respectivamente.

“Encontramos que las economías con mayores conexiones globales obtienen un 40 por ciento más de beneficios de esa globalidad que aquellas con menos conectividad”, dice McKinsey.

En términos generales, la participación de Colombia dentro de ese gran flujo de recursos globales sigue siendo tímida. Incluso, los países que conforman la Alianza del Pacífico salen mejor situados en algunos de esos aspectos.

Colombia ocupa el puesto 65 entre las 131 naciones que hacen parte de dicho índice, en el que Alemania figura en la primera posición.

Mientras que países como Chile, Perú y Brasil lograron escalar en las últimas 2 décadas 9, 11 y 15 posiciones, Colombia retrocedió 5 escalones en el mismo periodo.

Para los autores del estudio, los avances de Colombia en términos de estabilidad política y económica son notables desde el año 2000, pero el país aún tiene mucho por hacer en cuanto a su integración a la economía global, pues sus flujos económicos son menores que los de sus pares en la región.

Crecimiento

Por ejemplo, señalan que el intercambio de bienes y servicios creció 14 y 12 por ciento desde el 2002, mientras que el promedio de los países emergentes fue de 16 y 14 por ciento, en esos mismos aspectos y en igual periodo.

Resaltan, no obstante, el avance en su integración a los flujos de capitales globales donde se observa un crecimiento del 24 por ciento por año en la última década, mientras que el promedio de otros mercados emergentes fue del 14 por ciento.

Para los banqueros, el acceso de la población a los productos financieros es cada vez menos dispendioso, incluido el crédito, y los logros en materia tecnológica colocan al país a la vanguardia en Latinoamérica.

“La banca ha venido adoptando nuevas tecnologías y cambiando la orientación de la prestación de los distintos servicios para facilitar así el mayor acceso de las poblaciones de menores recursos. A pesar del parte de victoria que podemos dar en muchos aspectos, somos conscientes de que todavía falta un gran trecho por recorrer”, dice María Mercedes Cuéllar, presidente de la Asobancaria.

Los protagonistas del índice siguen siendo economías avanzadas o en desarrollo pero de gran tamaño: Alemania, China, Estados Unidos, Singapur y Reino Unido, en la medida en que están más conectados a la actividad económica global; sin embargo, destaca McKinsey, los mercados emergentes, entre los que se cuenta a Colombia, están aumentando muy rápido su participación.

Lo que busca el índice es saber cómo las economías de los diferentes países están evolucionando en términos de su participación en los recursos que mueven las economías del mundo en materia de comercio de bienes, servicios y operaciones financieras, las cuales se espera que lleguen a 83 billones de dólares en el 2025, el triple del 2012.

Los retos para una mayor conectividad

Si Colombia quiere avanzar hacia una mayor conectividad con la economía global tiene dos retos inmediatos, según los analistas del McKinsey Global Institute.

En primer lugar, reducir el peso que tienen los recursos naturales dentro de los bienes exportables, los cuales pueden superar el 80 por ciento, mientras que productos con componentes altos de inversión en investigación y desarrollo solo contribuyeron con un 7 por ciento.

“El construir un modelo sostenible que apalanque los recursos naturales y que a la vez promueva la economía basada en el conocimiento es de gran importancia”, dicen los expertos.

Advierten que, en una era en la que la tecnología digital está transformando los flujos globales, tanto facilitándolos como involucrando a nuevos jugadores, como las pequeñas y medianas empresas, e incluso a los individuos, todo mercado emergente debe reflexionar en cómo está apalancando este proceso de digitalización. Hoy, con un bajo nivel de intercambio externo en datos y comunicaciones, Colombia tiene grandes espacios para capturar estas oportunidades.

EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.