Secciones
Síguenos en:
Así fue como 'Iván Márquez' le pidió perdón a Constanza Turbay Cote

Así fue como 'Iván Márquez' le pidió perdón a Constanza Turbay Cote

El jefe guerrillero la buscó durante el primer receso del histórico encuentro con las víctimas.

notitle
Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
18 de agosto 2014 , 10:45 p. m.

Constanza Turbay Cote, la única sobreviviente de esta familia política del Caquetá, y quien estuvo el pasado fin de semana en el histórico encuentro de víctimas con la mesa de negociación entre el Gobierno y las Farc, en La Habana, define lo ocurrido allí como “el hecho más extraordinario” que le ha pasado en la vida.  (Visite el especial: Víctimas, entre el dolor y el perdón).

Ella fue elegida para el primer viaje de 12 víctimas porque representa un caso emblemático de la guerra que ha sufrido Colombia: la violencia política, con secuestro y asesinato de por medio. (Lea también: Constanza Turbay esperó 19 años para preguntar a las Farc por qué mataron a su familia).

Su hermano Rodrigo, representante a la Cámara, fue secuestrado por las Farc el 16 de junio de 1995. Tras 22 meses, el grupo guerrillero comunicó que el político del Partido Liberal se había ahogado durante el naufragio de una lancha en la que lo movilizaban por el río Caguán.

Tres años más tarde, el 29 de diciembre del 2000, cuando había diálogos con el gobierno de Andrés Pastrana, la columna Teófilo Forero interceptó entre Doncello y Puerto Rico (Caquetá) el vehículo en el que viajaban su mamá, Inés Cote, y su otro hermano, Diego, que era el presidente de la Comisión de Paz de la Cámara, y los mató. Con ellos asesinó a un amigo de la familia, a tres escoltas y al conductor que los llevaba a la posesión del entonces alcalde de Puerto Rico.

El encuentro con víctimas estaba organizado para que intervinieran seis y tras un descanso otra seis. Constanza fue la cuarta en intervenir del primer grupo.

“Estábamos en el receso y yo hablaba con otra persona. ‘Iván Márquez’ se me acercó y me dijo: “Lo de las Farc con tu familia fue un error muy grande, yo te pido perdón (...) Tu hermano Rodrigo era un gran hombre”

Constanza se emociona hasta las lágrimas cuando recuerda el momento. Ratifica, como lo dijo el sábado en la rueda de prensa con las víctimas en La Habana, que sintió que “ese pedido de perdón salió desde el corazón”.

Y llama la atención sobre la actitud de los jefes de las Farc. “Nos dijeron a todas que iban a responder con humildad, sin desfachatez”.

“Yo les había dicho que los saludaba con sentimientos de esperanza y de concordia. Quería decirles con eso que mi tónica era de reconciliación. Les relaté lo de mis hermanos, mi mamá, la toma de la hacienda por la Teófilo Forero, todo.

“Cuando recordé a mi hermano Rodrigo y después lo de mi mamá y Diego me salieron lágrimas. Les dije que era un oscuro acontecimiento y que no solo lloraba yo, sino el Caquetá. Que la guerra solo le había dejado pobreza y corrupción”.

EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.