Secciones
Síguenos en:
Muerte de animales en Casanare no fue por cambio climático

Muerte de animales en Casanare no fue por cambio climático

Actividades petroleras y ganaderas causaron la disminución drástica del agua en la región.

notitle
Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
06 de agosto 2014 , 10:44 a. m.

Actividades de sísmica y perforación petrolera, la construcción de vías y el impacto de la ganadería y los cultivos de arroz secano tuvieron incidencia en la grave sequía que sufrió a principios de año el departamento de Casanare, y particularmente el municipio de Paz de Ariporo, determinó un estudio de la Contraloría de la República.

El informe, realizado por un equipo de la oficina delegada para el medioambiente que visitó la zona, indica que “la crisis presentada en el Casanare no obedece exclusivamente al calentamiento global, sino que se dio, en gran proporción, como respuesta a la serie de actividades antrópicas no planificadas (principalmente arroz secano, ganadería, construcción de vías y actividades de sísmica y perforación), las cuales rompieron el equilibrio ecosistémico de la zona”.

El organismo de control encontró que hay una presunta responsabilidad con relación a este desastre por parte de las entidades ambientales y territoriales como Corporinoquia, la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA), la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) y el municipio de Paz de Ariporo.

Respecto a la actividad de sísmica y la exploración petrolera en Paz de Ariporo, la Contraloria encontró que la ANH ha desatendido recomendaciones de sus propios manuales de actividades de exploración sísmica, encaminados a conocer el estado del recurso hídrico superficial y subterráneo.

El área de Paz de Ariporo (Casanare), afectado por una intensa sequía a mediados del primer semestre de 2014, evidencia la superposición de labores de exploración sísmica en los de diferentes bloques de exploración de hidrocarburos, además registra una intensa actividad de perforación de pozos exploratorios y de producción, con lo que no se debe descartar la posible contribución o afectación de esta actividad en aquella emergencia ambiental.

La Contraloría también encontró que las actividades de ganadería y cultivos de arroz del municipio de Paz de Ariporo establecen relaciones conflictivas, ya sea con las zonas húmedas permanentes, zonas de inundación de invierno o con la vegetación nativa (por quemas), "por lo que las actividades agropecuarias modifican la cobertura vegetal y la red de drenaje natural, de acuerdo a las necesidades de agricultores y ganaderos".

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.