Una ciudad bajo el azote de las lesiones personales

Una ciudad bajo el azote de las lesiones personales

Homicidios bajaron, pero la tendencia se estancó, según el informe de 2013 de 'Bogotá, cómo vamos'.

notitle
22 de julio 2014 , 08:55 p.m.

 Pese a los avances en materia de reducción de homicidios en los últimos años y a la implementación del Sistema Integrado de Transporte Público (SITP) que ha permitido acelerar el paso de la chatarrización, Bogotá aún tiene un largo trecho por recorrer en inseguridad y movilidad.

Así lo evidencia el Informe de Calidad de Vida 2013 de ‘Bogotá, cómo vamos’, programa patrocinado por la Fundación Corona, la universidad Javeriana, la Cámara de Comercio y EL TIEMPO Casa Editorial.

El avance más significativo en seguridad es que se salvaron 105 vidas más que en el 2012 en hechos violentos como homicidios, accidentes de tránsito, suicidios y muertes accidentales. Mientras que hace dos años hubo 2.388 muertes violentas, en el 2013 se dieron 2.283 casos.

La tasa de homicidios, que llegó a 16,7 por cada 100.000 habitantes durante el 2013, es incluso más baja que la de Medellín, que es de 38,22; Barranquilla, de 26,83, y Cali con una tasa de 82.

Si se mira la cifra de la capital según los últimos tres años, hay una desaceleración a la tendencia que hubo entre el 2011 y el 2012, cuando la tasa pasó de 22 a 17.

“Hubo 373 casos menos, pero entre el 2012 y el 2013 solo fueron 4 casos. Ya se ve que, entre más se baja la cifra, más difícil es tener cambios significativos”, señaló Mónica Villegas, directora de ‘Bogotá, cómo vamos’.

Pero en este sentido el Distrito ya cumplió su meta propuesta en el Plan de Desarrollo, pues se pretendía llegar a una tasa de 18 homicidios por cada 100.000 habitantes y ya está incluso más abajo.

Las venganzas y las riñas no solo siguen siendo las principales causas para que alguien le quite la vida a otra persona, sino que estas dos modalidades incrementaron el número de víctimas mortales durante el 2013 y llegaron a 493 y 452 casos, respectivamente.

Hugo Acero, experto en seguridad, no se siente tan optimista. “A Bogotá ya no le va bien en homicidios. La tendencia se estancó en el 2013 y en este los casos han aumentado”, anotó.

Sin embargo, el salto en muertes violentas se debe a que menos personas fallecieron en accidentes de tránsito, pues hubo una reducción de 43 casos en el 2013, con respecto al año anterior, cuando se dieron 577 casos.

Así, durante el 2013 la tasa fue de 6,9 muertos por cada 100.000 habitantes, la más baja en los últimos cinco años. Preocupa que hayan muerto 307 peatones (57,49 % de las víctimas mortales) y que les sigan los motociclistas, con 120 casos (22,7 %).

Alarma por intolerancia

El éxito en materia de muertes violentas se ve empañado por la escandalosa cifra de lesiones personales (aquellas causadas por terceros y que son reportadas a Medicina Legal).

De acuerdo con el informe, el año pasado se dieron 45.433 casos, mientras que en Medellín, la segunda ciudad más grande del país, se dieron 6.490 casos; en Cali hubo 6.933 y en Barranquilla, 3.775.

“Pese a que Medicina Legal aún no ha revelado la tasa que permite hacer una comparación entre la situación de las ciudades, es evidente que la de Bogotá será superior a cualquiera de las demás”, aclaró Villegas.

Las cifras son alarmantes, según Acero, para quien esa intolerancia es producto de la falta de autoridad. “Hay mucho irrespeto por la convivencia y el derecho de los demás. Así, la salida es que la gente toma justicia por su propia mano”, anotó.

Para él, la gente sale a la calle prevenida de los atracos, los acosos en TransMilenio y las peleas. “No me extrañaría que se incremente la venta de dispositivos de choques eléctricos y de gas pimienta”, agregó.

Hurtos, al alza

Las cifras de hurtos cometidos durante el 2013 son evidencia de que las encuestas de percepción no han fallado cuando reflejan que los habitantes de Bogotá se sienten cada vez más inseguros.

El año pasado hubo 40.324 hurtos denunciados a las autoridades, un 10 % más que durante el 2012. Los atracos representan el 62,6 % de los casos, el hurto al comercio, el 16,24 % y el hurto de motos, el 5,65 %. En los tres casos, las cifras aumentaron.

Según Acero, el problema es peor de lo que dicen las autoridades. “Puede que la gente no denuncie, pero sí se acuerda de cuándo la atracaron. Solo el 70 % de las víctimas de algún delito lo denunció”, dijo.

De acuerdo con la encuesta de percepción de la Cámara de Comercio de Bogotá de la segunda mitad del 2013, la victimización se disparó hasta el 47 %. La meta de la Administración es llegar al 30.

“La gente sabe dónde roban, pero ni la Alcaldía ni la Policía han impuesto orden, no hay autoridad”, puntualizó Acero.

REDACCIÓN BOGOTÁ

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.