El optimismo, un recurso valioso para toda la vida

El optimismo, un recurso valioso para toda la vida

Esta actitud permite superar situaciones difíciles, encontrar soluciones y alcanzar las metas.

notitle
08 de julio 2014 , 04:44 p.m.

A propósito de todas las emociones positivas que suscitó la Selección Colombia y el Mundial y a la reciente estadística publicada sobre el aumento de optimismo entre los colombianos, hablar sobre este tema resulta muy pertinente.
¿Qué es el optimismo? Es una característica que permite interpretar acontecimientos externos de una manera favorable y positiva, independientemente de su carácter.

Las personas optimistas tienden a fijarse más en el lado amable y constructivo de la vida, suelen ver posibilidades y soluciones donde otros no ven nada más que problemas y dificultades, y alcanzan en mayor grado de las metas que se ponen, lo que hace que estén más satisfechas de sí mismos.

Una actitud optimista está relacionada con la confianza en las propias capacidades de lograr lo que nos proponemos, es decir, con una alta autoestima. Nos ayuda a reconocer nuestras capacidades y debilidades frente a un suceso específico y a orientar nuestra energía para encontrar ventajas y oportunidades.

Diversos estudios vinculan una actitud optimista con mejores estados de salud en general. Las personas optimistas son más alegres, entusiastas y emprendedoras, suelen enfermarse menos y, si lo hacen, se recuperan más rápido. No en vano se ha desarrollado la risoterapia como un agente que ayuda a sanar las enfermedades.

Por el contrario, las personas que se dejan llevar por el estrés y los problemas, pueden llegar a somatizar dichos sentimientos con enfermedades.

Una actitud razonablemente optimista impulsa a buscar de manera reflexiva soluciones a las dificultades, lo cual permite abordar los hechos desde diferentes perspectivas y analizar las cosas a partir de los puntos favorables. Interpretar los fracasos o los problemas como algo pasajero, permite darles una importancia relativa y definir estrategias concretas para resolverlos.

Es un punto de apoyo porque permite enfrentar los problemas con buen ánimo y esperanza y sobreponerse con más rapidez a los fracasos, esperando que el futuro depare mejores cosas.

El optimismo permite transformar la adversidad en un desafío, es lo que hace que las circunstancias se vean como una oportunidad para crecer y avanzar, en lugar de experiencias devastadoras.

Esfuerzo y constancia

Tener optimismo no es garantía para alcanzar el éxito. No es una actitud que en sí misma solucione los problemas. No tiene un efecto mágico para salir triunfante siempre, pero sí nos permite recuperarnos más fácilmente de los fracasos, volver a comenzar y comprender lo que falló, buscar ayuda y entender que no siempre las cosas salen como queremos.

Todos tenemos un cierto grado de optimismo, pero también es una actitud que se puede desarrollar. Actuar con optimismo exige una decisión que implica hacer un esfuerzo y orientar nuestro proceder para encontrar soluciones, ventajas y oportunidades. Implica emprender acciones con la dedicación, la persistencia y el entusiasmo necesario para que los hechos positivos sucedan. No se trata solo de desear las cosas o dejarlas a la suerte, hay que hacer que ocurran.

El optimismo es contagioso, así como el pesimismo. En una sociedad, los medios y la gente pueden hacer que impere uno u otro. El fenómeno que recién acabamos de vivir, refiriéndome al Mundial de Fútbol, es un buen ejemplo. A medida que la Selección Colombia fue ganando cada partido, el optimismo fue creciendo en la sociedad. La difusión positiva por parte de los medios y los comentarios de la gente en todos los ámbitos sociales también ayudó. Fue así como se desató una ola de optimismo patrio y nacional que supera el Mundial.

Para fomentar esta actitud

* Revisar que puede hacer para mejorar lo que está mal, y no quedarse en la crítica y en la queja.
* Tratar de ocuparse de las situaciones y no quedarse solo en la preocupación. Esto consume los recursos que se necesitan para afrontar con éxito los retos.
* Disfrutar las cosas que haga, esto mejora el desempeño.
* Ver lo positivo de las otras personas.
* Revisar que sabotea el optimismo, por ejemplo, la inseguridad.

María Elena López
Especial para EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.