2,4 billones de pesos, costo de cumplir nuevas leyes

2,4 billones de pesos, costo de cumplir nuevas leyes

Gasto anual que demandan leyes aprobadas en 2013 disminuyó con respecto al de años anteriores.

25 de junio 2014 , 07:34 p. m.

Las leyes aprobadas en el Congreso y sancionadas por el Presidente durante el 2013 demandarán recursos por 2,4 billones de pesos, según se señala en el Marco Fiscal de Mediano Plazo 2014, elaborado por el Ministerio de Hacienda.

La cifra es mucho menor que la registrada en el 2011, primer año de ‘careo’ entre el gobierno del presidente Juan Manuel Santos y el Legislativo. En esa oportunidad, aunque las leyes eran menos (76), los recursos requeridos para cubrirlas ascendieron a 4,3 billones, es decir, en el 2013 hubo una reducción del 44,2 por ciento en la plata necesaria para financiar las normas sancionadas.

Claro está, en el 2013 el impacto económico por este concepto no fue nada despreciable, pues muchas de las leyes que se aprueban cada año son de carácter permanente, es decir, demandarán recursos del presupuesto anual mientras estén vigentes.

En el caso del año pasado, 95 proyectos en total obtuvieron la firma presidencial, y por lo tanto, entraron a ser parte del gasto público.

De aquellos, 64 (el 68,4 por ciento) no tendrán ningún impacto sobre las finanzas del Estado, mientras que para otros 24 (el 25,3 por ciento) sí habrá que acudir a la billetera oficial. Los 6 restantes (el 6,3 por ciento) generan aún más incertidumbre económica porque, aunque tienen costo, no se sabe de cuánto es este para que el Ministerio de Hacienda pueda hacer la estimación financiera.

El 97,6 por ciento de los recursos que demandarán las leyes aprobadas, es decir, 2,3 billones de pesos, constituirán un gasto permanente, como el requerido para la que aumenta el salario a los funcionarios de la Fiscalía, cuyo costo estimado es de 971.000 millones de pesos anuales. Figura también la norma que destina recursos para proteger al cesante, para lo cual se tendrán que conseguir cada año 464.000 millones de pesos.

En noviembre del año pasado se aprobó la Ley 1682, en la que se adoptan medidas para llevar a cabo proyectos de infraestructura de transporte, que en el 2013 tuvieron un costo de 441.000 millones de pesos.

Entre tanto, un ejemplo de disposiciones que no tienen costo para el país, pero que deben convertirse en ley porque son importantes para el desarrollo económico, es el Acuerdo Marco de la Alianza del Pacífico (Colombia, Chile, México y Perú).

Finalmente, se aprobaron leyes cuyo costo no es medible, aunque puede ser muy alto. Es el caso de la de Salud Mental, para atender a pacientes con problemas sicológicos.

Demandas y conciliaciones, otro gasto público abultado.

Durante el 2013, fueron necesarias apropiaciones por 1,4 billones de pesos para eventuales gastos generados por demandas y conciliaciones, de los cuales se ejecutaron 1,2 billones de pesos (83,3 por ciento).

Pese a la existencia de una agencia de defensa del Estado, se mantiene la tendencia creciente en el número de demandas.

El Ministerio de Defensa, la Policía, la Caja de Retiro Militar, la Fiscalía, la Caja de Sueldos de la Policía, el DAS, el Consejo Superior de la Judicatura, Invías, la Dian y el Inpec concentraron el 81,1 por ciento del total de pagos en el 2013.

EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.