Importancia de enfrentar los cambios en la relación de pareja

Importancia de enfrentar los cambios en la relación de pareja

Asumirlas de manera creativa y flexible ayudará a que no existan momentos de crisis.

notitle
24 de junio 2014 , 03:35 p. m.

Las estadísticas muestran que muchos conflictos en las parejas coinciden con momentos coyunturales que implican cambios. Algunos de ellos generan crisis que incluso llevan a las parejas a sucumbir y optar por la separación temporal o la ruptura definitiva.

Es cierto que cambios como los que constituyen el ciclo vital de la pareja, la llegada de los hijos, el paso de la niñez a la adolescencia, cuando la pareja se queda sola, o los que ocurren de manera circunstancial, tales como las dificultades económicas, la enfermedad, o incluso aquellos positivos como un ascenso o un traslado, son eventos que indudablemente generan estados emocionales y del ánimo que afectan la relación.

Pero también es una realidad que el impacto que estos sucesos producen en la vida de la pareja están relacionados con la forma como son interpretados, es decir con la evaluación positiva o negativa que se haga de ellos.

Numerosos estudios muestran que el éxito en resolver los inconvenientes o problemas que los cambios acarrean, tienen igualmente que ver en gran medida con el significado que la pareja les atribuya. En este sentido, resultan manejables y posibles de superar y de convertirse en momentos de aprendizaje y crecimiento, o al contrario, constituir momentos de desestabilización y crisis que pueden ser devastadores para la relación.

Cuando las parejas interpretan los cambios como momentos de transición y no necesariamente como eventos definitivos, los enfrentan con una actitud abierta, comprensiva y flexible y no se quedan en una reacción de resistencia frente a estos, pueden desarrollar actitudes constructivas que fortalecen la relación y que hacen más fluido y enriquecedor el paso de una etapa a otra.

Los cambios hacen parte de la vida

Asumir el reto que implica entender y aceptar las transformaciones como una constante en las relaciones afectivas, pasa por entender en su justa medida los cambios propios de la evolución de la pareja, incluidos los biológicos de hombres y mujeres, los del estado de ánimo de cada uno de los integrantes, o aquellos que tienen que ver con la expresión del afecto, el manejo del tiempo libre, la toma conjunta de decisiones, el trabajo, la comunicación o la vivencia de la sexualidad.

Una percepción realista, asumir que todos los cambios implican pérdidas y ganancias, estar abierto a nuevas interpretaciones y tener la capacidad de no quedarse enfrascados en ellos, hace la diferencia a la hora de enfrentarse a las dificultades y le permite a la pareja crecer y avanzar tanto individualmente como en la relación misma.

El reto de la flexibilidad

* Entender que la historia de vida de la pareja, igual que las personas, va cambiando, no es plana.
* Diferenciar el impacto de las situaciones externas, ajenas a la pareja, de los conflictos internos de la relación.
* Aceptar que muchos eventos se salen de nuestro control, de lo que esperamos o de lo que estamos acostumbrados y esto puede generar incertidumbre y causar dolor y malestar.
* Asumir con empatía los cambios del compañero, su manera de vivir las circunstancias biológicas, psíquicas y sociales.

MARÍA ELENA LÓPEZ
Especial para El Tiempo
Psicóloga de familia inteligenciafamiliar@gmail.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.