Fuerzas iraquíes se preparan para atacar a yihadistas

Fuerzas iraquíes se preparan para atacar a yihadistas

Militares se reúnen al norte de Bagdad para contraatacar a los islamistas.

notitle
20 de junio 2014 , 09:20 a. m.

Las fuerzas de seguridad de Irak se reunían el viernes al norte de Bagdad con el objetivo de contraatacar a los islamistas suníes, cuyo avance hacia la capital hizo que Estados Unidos ofrezca enviar asesores militares para ayudar al Gobierno.

El presidente Barack Obama fue quien hizo el ofrecimiento y, aunque no aceptó una solicitud del Gobierno de realizar ataques aéreos, aprovechó para volver a pedir al primer ministro iraquí, Nuri al Maliki, hacer más para superar las divisiones entre chiíes y suníes. (Lea también: Obama, dispuesto a una acción 'con objetivo militar concreto' en Irak).

En la zona que rodea a Samarra, sobre la principal carretera a 100 kilómetros al norte de Bagdad, que se ha convertido en una línea fronteriza en la batalla entre el Estado Islámico de Irak y el Levante (Eiil), el gobernador provincial, un inusual seguidor suní de Maliki, dijo a los soldados que forzarán al Eiil y a sus aliados a retroceder.

Una fuente cercana a Al Maliki dijo que el Gobierno planeaba contraatacar ahora que Eiil parecía haber detenido su avance, tras 10 días en los que capturó la importante ciudad del norte del país, Mosul, y arrasó con el valle del Tigris, de mayoría suní, dirigiéndose hacia Bagdad ante el retroceso del ejército iraquí.

El gobernador Abdullah al Jibouri apareció este viernes en televisión diciendo a soldados en Ishaqi, al norte de Samarra: "Hoy avanzaremos en la dirección de Tikrit, Sharqat y Nineveh". "Estas tropas no se detendrán", agregó al afirmar que las fuerzas del Gobierno alrededor de Samarra sumaban más de 50.000.

Esta semana los militantes han disminuido su vertiginoso avance en la zona ubicada al norte de la capital, que alberga a suníes pero también a chiíes que le temen al Eiil, que los ve como herejes que deben ser aniquilados.

Samarra tiene un importante santuario chií. Y fue por la matanza de chiíes en la cercana Dujail que Maliki hizo colgar a Saddam Hussein en 2006.

La participación de milicias chiíes y decenas de miles de nuevos voluntarios chiíes del Ejército ha permitido a los militares iraquíes recuperarse, después de que deserciones masivas de soldados la semana pasada le permitieron al Eiil tomar territorio que busca para fundar un califato islámico a lo largo de la frontera entre Irak y Siria.

"La estrategia en los últimos días ha sido tener una nueva línea de defensa para detener el avance del Eiil", dijo un aliado cercano de Maliki. "Tuvimos éxito en detener el avance y ahora estamos tratando de recuperar áreas perdidas innecesariamente", agregó.

Pero seguía habiendo focos de enfrentamientos. Fuerzas del Gobierno parecían seguir controlando la refinería de petróleo de Baiji, la más grande del país, 100 kilómetros al norte de Samarra, dijeron vecinos.

Aunque una nueva realidad está emergiendo en ciudades clave como Mosul y Tikrit, por ahora fuera del alcance del Gobierno, Obama ha puesto el poderío militar de su país a disposición de Bagdad, aunque insistió en que no volverá a enviar tropas, dos años y medio después de poner fin a la ocupación que comenzó en 2003.

REUTERS

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.