Solo 93 de 470 desalojados de Bazar serían reubicados

Solo 93 de 470 desalojados de Bazar serían reubicados

El Bazar de los Puentes podría cerrar definitivamente. Hay 2.500 afectados.

19 de junio 2014 , 08:14 a. m.

Solo 93 de los 470 comerciantes que fueron desalojados del Bazar de los Puentes, el pasado lunes, serán reubicados. Hasta el momento, solo 43 de los que recibirán la ayuda estatal, han vuelto a trabajar en otro sitio.
Las otras 377 personas que perdieron su negocio por tenerlo en un lugar donde había microtráfico y venta de objetos robados, no saben qué harán de ahora en adelante.

La Alcaldía de Medellín justificó la ayuda a ese minimo de comerciantes porque ellos (solo 93) son adjudicatarios directos de los locales, por tanto, los otros no tienen derecho a la reubicación.

Los operativos iniciaron el viernes pasado, pero no fueron casuales. De hecho, la Fiscalía venía investigando desde hacía seis meses los movimientos delincuenciales dentro del centro comercial. El pasado viernes realizaron el más grande operativo contra el microtráfico conocido en la ciudad.
Tres días después de la intervención, el lugar fue cerrado por la Secretaría de Espacio Público de Medellín.

Con esto, más de 2.500 personas se han visto perjudicadas, pues ellas dependen de los 470 comerciantes a quienes les sellaron su negocio.

Desde ese lunes muchos de ellos se encuentran apostados en los alrededores del Bazar, a la espera de que las autoridades les permitan el ingreso al lugar para poder sacar su mercancía. Pero algunos encontraron sorpresas. Denuncian que estas han sido tiradas al asfalto o llevadas en camiones y que, incluso, se han perdido.

“Nos preocupa la situación de los comerciantes que trabajan formalmente en esos locales, muchas de esas personas viven del día. Esperamos que el Estado restablezca sus derechos”, dijo Jesús Alberto Sánchez, personero de Derechos Humanos.
Por su parte, a María Eugenia Valencia, administradora del Bazar, y quien no aparece en la lista de personas para reubicar, le preocupa que las autoridades no hubieran diferenciado entre aquellos que eran ‘jíbaros’ y los comerciantes honestos.

“Ante la actuación de la Fuerza Pública –señaló–, todos quedamos como delincuentes”.
Por su parte, Wilson Enrique López, secretario de Gobierno de Medellín, afirmó que la Administración está planteando soluciones para las personas que no tienen líos con la justicia.

“A los comerciantes que tienen algún derecho se les está ofreciendo posibilidades de reubicación en alguno de los 13 centros comerciales populares que hay en la ciudad. Hay cupo para cada uno de ellos”, dijo.

Bazar sería reemplazado

Aunque la Alcaldía no ha se ha pronunciado sobre el futuro del Bazar de los Puentes, ya se escuchan posibilidades de reemplazo .
“Es un tema de improviso, no hemos pensado bien qué se hará con el Bazar. Podría ser abierto de nuevo, pero también se está pensando en que este lugar se convierta en un espacio de bien público para el uso de la ciudadanía, como un parque con senderos o un corredor de movilidad”, contó López.

El secretario agregó que aunque no hay un propuesta formal de la Alcaldía, por este lugar podría ser construida una estación del Metroplus, lo que ayudaría a dar solución a los problemas de movilidad que en este momento se presentan en el Centro de la ciudad.

Mientras tanto, quienes perdieron sus locales, mercancía y su forma de ganarse la vida se preguntan qué harán para comer mañana.

‘Atacar a los jefes, no a los jíbaros’

Para el decano de la escuela de Ciencias y Humanidades de la Universidad Eafit, esta política del Gobierno Nacional de intervenir los lugares en donde se venden estupefacientes, tiene problemas graves de diseño, pues no apunta a estrategias de fondo.

“El 90 por ciento de esta política va hacia el ‘micromenudeo’, lo que es ineficiente y genera muchos gastos del Estado. Resulta en contravía de las necesidades de seguridad que demanda la gente”, señaló.

Para él, los pequeños comerciantes de narcóticos están vinculados a cadenas de producción más altas, en donde se planean las estrategias de mercadeo de las drogas ilícitas.“A ellos es que hay que atacar no a los vendedores”, agregó.

Paola Morales Escobar
Redactora EL TIEMPO
Medellín

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.