'Si izquierda quiere Gobierno, están las puertas abiertas': Santos

'Si izquierda quiere Gobierno, están las puertas abiertas': Santos

Presidente invitó a Zuluaga y a Ramírez a la unidad por la paz. Busca eliminar la reelección.

notitle
16 de junio 2014 , 05:11 p. m.

Este lunes, en su primera aparición pública tras el triunfo en las elecciones del domingo, el reelecto presidente Juan Manuel Santos le dejó las puertas abiertas de su Gobierno a los sectores de izquierda, si en algún momento contemplan ingresar, e invitó a los uribistas Óscar Iván Zuluaga y Marta Lucía Ramírez, sus rivales en la campaña, a trabajar por el proceso de paz.

El Jefe de Estado busca intensificar su convocatoria de unidad en torno a la defensa de la terminación del conflicto armado respaldado en las urnas, para lo cual quiere contar con el apoyo de la mayor cantidad posible de sectores políticos, civiles y sociales, así provengan de orillas ideológicas diferentes. (Lea también: Las promesas para el segundo tiempo del gobierno de Santos).

Así lo notificó en la noche del domingo en su discurso de victoria y lo ratificó este lunes desde la Casa de Nariño en su primera rueda de prensa, tras imponerse por más de 900.000 votos en las urnas. Este mensaje de unidad, por supuesto, se lo extendió al Centro Democrático.

“Es una invitación para todos los colombianos, no importa de qué partido político sean, de izquierda o de derecha, a que se sumen a este propósito común de la paz. Si el Centro Democrático quiere sumarse, bienvenido sea”, enfatizó Santos. (Lea también: Santos II implica reacomodo de partidos).

Una invitación especial

La invitación de Santos a Zuluaga y Ramírez pretende asumirlos como interlocutores del Centro Democrático y capitalizar su posición más moderada que la de Álvaro Uribe, sobre todo en el tema de la paz, respecto del cual los colombianos impartieron un mandato claro el pasado domingo.

“Esto no implica que muchos de los que están apoyando el proceso o tienen interés de hacerlo, necesariamente entren a formar parte de la coalición o del Gobierno, porque lo uno no implica lo otro. Aprovecho para invitar al doctor Óscar Iván Zuluaga y la doctora Marta Lucía Ramírez para que se sumen a esta causa nacional”, precisó el Presidente.

Al ser preguntado por EL TIEMPO si esa invitación era extensiva a Uribe, su más duro crítico, respondió: “El que se sume a la paz, por su puesto”. A propósito del papel de la izquierda, definitiva en su reelección, Santos aclaró que dirigentes de esa corriente dejaron claro cuando le expresaron su apoyo que no lo hacían por puestos.

“Ellos están decididos a mantenerse en la oposición. Si entran (al Gobierno) no estarían cumpliendo su palabra. Pero no descarto que, si quieren entrar al Gobierno, aquí también hay puertas abiertas”, afirmó el mandatario.

Santos logró que la izquierda, desde la más moderada hasta la radical, respaldara su reelección bajo la premisa de defender el proceso de paz. Por eso logró, entre otros, el apoyo de la excandidata y presidenta del Polo, Clara López, quien siempre dejó en claro que su “voto por la paz” no implica un respaldo a las políticas económicas o sociales del actual Gobierno. (Lea también: 'Haremos oposición inteligente, sin participación': Clara López).

El mensaje renovado de unidad, con el que quiere marcar su segundo mandato, le sirvió a Santos para responder a las acusaciones de Uribe sobre un supuesto fraude electoral.

El Jefe de Estado se limitó a decir que, luego del resultado en las urnas, pasó la “hoja de odio, rencor, venganzas y de acusaciones falsas”, para vivir en una Colombia donde impere el “juego limpio y la paz”. De hecho retomó lo dicho por la Organización de Estados Americanos (OEA), en el sentido de que es “desproporcionado hablar de fraude”.

Fin a reelección

Esta primera intervención pública también la aprovechó para reiterar que impulsará la eliminación de la reelección presidencial inmediata, y para insistir en que el papel de la oposición es necesaria para garantizar la democracia.

Santos advirtió que las mayorías necesarias en el Congreso ya están construidas, a pesar de la llegada de 19 senadores del Centro Democrático, lo que le permitirá tramitar los proyectos y reformas que considere necesarias. Incluso, precisó que su gobernabilidad no está en riesgo.

Santos tiene claro que para consolidar un escenario de posconflicto, para lo cual apostó todo su caudal político en la terminación de 50 años de guerra, necesita de un amplio consenso nacional, por lo que dijo que su principal tarea, tras el mandato que le dieron las urnas, será comenzar a consolidarlo de forma inmediata.

Continuidad en su política exterior

A su vez, Juan Manuel Santos garantizó que en su segundo gobierno habrá continuidad en la política exterior con Latinoamérica y apostó por mantener las estrechas relaciones que forjó en los últimos cuatro años, especialmente con los vecinos Venezuela y Ecuador.

"Con todos los países queremos mantener las mejores relaciones posibles", afirmó el mandatario antes de recordar que cuando heredó el Gobierno en 2010 de manos del expresidente Álvaro Uribe, Colombia estaba "al borde de una guerra con Venezuela y Ecuador".

En consecuencia, dijo, "prácticamente todos los mandatarios de la región" le han llamado para felicitarle por su victoria electoral y para decir "que éste ha sido un paso muy importante" para el continente en tanto que perpetúa el proceso de paz con las Farc y la línea de las conversaciones exploratorias con el Eln.

Preguntado por su postura frente a la aplicación del fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya (CIJ) sobre los límites marítimos en el Caribe con Nicaragua, uno de los asuntos más espinosos de la política exterior de Colombia en su Gobierno, Santos anunció que mantendrá la misma política.

"El fallo de La Haya no se puede aplicar. Las fronteras no se pueden modificar sino a través de un tratado, así lo definió nuestra Constitución, y hay que esperar que ese tratado se dé para modificar nuestras fronteras", explicó Santos.

Reclamo a mineras y petroleras

Santos también aseguró que exigirá a las multinacionales mineras y petroleras "responsabilidad ambiental y social" si quieren explotar recursos naturales en este país, pero dejó claro que este sector va a ser clave para el desarrollo y el crecimiento. (Lea también: Gremios proponen alianza para impulsar el país).

Al ser preguntado sobre cuáles serían esas exigencias durante la primera rueda de prensa que ofreció Santos como presidente electo, manifestó: "van a ser las que siempre les hemos reclamado, responsabilidad ambiental y social frente a las comunidades".

"Esa exigencia la vamos a hacer cumplir sin impedir la inversión en esos frentes porque esa inversión es muy importante, es la que nos da los recursos para la inversión social", apuntó.

Durante su primer Gobierno, el mandatario fijó como uno de sus objetivos el desarrollo de la minería y del sector de hidrocarburos.

Aunque este domingo, tras conocerse su victoria, anunció que en su segundo mandato las prioridades serán educación, salud, vivienda, agricultura y paz, dejando fuera la explotación de los recursos, este lunes matizó que este sector no quedará fuera de sus objetivos de desarrollo, porque manifestó que es el que empujará a otros como el de infraestructuras.

POLÍTICA, EFE Y PRESIDENCIA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.