Editorial: Pasar la página

Editorial: Pasar la página

Tras el triunfo de Juan Manuel Santos, lo que viene es trabajar para que cierren heridas abiertas.

15 de junio 2014 , 11:46 p. m.

Aquella sentencia de que “el pueblo es soberano” debería servir de marco de cualquier análisis tras la jornada electoral de ayer. Con una votación total que superó notoriamente a la del pasado 25 de mayo (15 y medio millones de ciudadanos), más de la mitad escogió de manera indiscutible a Juan Manuel Santos como presidente de la república para el periodo 2014-2018. Será entonces el representante de la Unidad Nacional el que el próximo 7 de agosto se ciña otra vez la banda tricolor y reitere así su compromiso con el respeto a la Constitución y las leyes.

Se cierra de este modo un capítulo complejo en el devenir democrático del país. Sin lugar a dudas, la campaña electoral pasada dista de haber sido ejemplar, pues estuvo marcada más por la crítica destructiva que por el indispensable debate de ideas, que enriquece a la democracia.

Por lo tanto, la primera responsabilidad del triunfador –una vez se silencie el ruido de las celebraciones– es la de trabajar para que se cierren cuanto antes las heridas abiertas en estos meses. Tanto vencedor como vencido deben poner de su parte para demostrarle a la opinión que tienen la grandeza de aceptar el veredicto de las urnas y poder conversar sobre los grandes retos nacionales, sin que ello limite una labor opositora, que necesita ser aguda y leal al mismo tiempo.

Puesto de otra manera, la unidad no se debe dar ignorando las diferencias entre contradictores, lo cual ha sido un pecado grave de la política colombiana durante los últimos tiempos. La unidad consiste en zanjar esas diferencias con las herramientas que da la democracia, sin utilizar armas distintas que los argumentos convincentes para buscar el apoyo de las mayorías como medio para la alternación en el poder.

En su discurso de victoria de anoche, Juan Manuel Santos mostró un tono conciliador, que no deja espacio para el revanchismo, mientras que Óscar Iván Zuluaga fue el contendor que supo aceptar la derrota de manera gallarda. Ahora lo que viene es instruir a los partidarios de cada uno para que se desarmen los espíritus, y el rencor que produjeron tantas semanas de pugnacidad desaparezca lo antes posible. La meta es que una sociedad hoy fracturada no lo sea más.

La campaña electoral dejó claro que la diferencia básica entre ambas fórmulas era la forma de terminar el conflicto armado de medio siglo con las guerrillas, algo que le sumó cientos de miles de adeptos a la aspiración santista. Evidentemente, lo sucedido le da legitimidad a la postura según la cual se reconoce a la otra parte como interlocutor con miras a un acuerdo de paz, a través del cual no se negocia la estructura del Estado, sino las condiciones de un final definitivo de la confrontación armada. Más vale que tanto las Farc como el Eln entiendan lo ocurrido en las urnas como una muestra de generosidad, en aras del cambio de era que anhelamos.

Que los colombianos somos capaces de cubrirnos con una sola bandera es una de las grandes lecciones que nos deja el amor por la Selección, que participa en el Mundial de Fútbol de Brasil. Sin distingos de región, raza o estrato, todos estamos detrás de un onceno que, bien dirigido, ha demostrado que unidos somos mucho más.

Confiamos en que esa lección será entendida por Juan Manuel Santos, quien no solo tiene que actuar como el Presidente de todos, sino como alguien que sabrá sacar lo mejor de cada uno en este campeonato de larga duración, en el que el trofeo consiste en el progreso compartido y la justicia social.

EDITORIAL

editorial@eltiempo.com.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.