Spurs, a un triunfo de coronarse campeón de la NBA

Spurs, a un triunfo de coronarse campeón de la NBA

El equipo de San Antonio venció a Miami este jueves y puso la serie final 3-1.

notitle
13 de junio 2014 , 11:36 a. m.

El alero Kawhi Leonard, con un doble-doble de 20 puntos y 14 rebotes, volvió a ser la gran estrella que dirigió a Spurs, de San Antonio, a la victoria a domicilio por un contundente 86-107 contra Heat, de Miami, en el cuarto partido de las Finales de la NBA.

El triunfo fue el tercero de la serie al mejor de siete y el segundo consecutivo que consiguió Spurs en el American Airlines Arena, de Miami, para ponerse con la ventaja de 3-1 y tener la posibilidad de lograr el quinto título de su historia si el domingo gana de nuevo en el quinto partido que se va a disputar en el AT&T Center, de San Antonio.

Junto a Leonard, quien anotó 7 de 12 tiros de campo, incluido un triple en tres intentos, y 5 de 6 desde la línea de personal, además de repartir tres asistencias, recuperar tres balones y poner tres tapones, el base francés Tony Parker aportó 19 puntos, que lo dejaron como segundo máximo encestador de una lista de cuatro jugadores que tuvieron números de dos dígitos. Entre ellos estuvo el base australiano reserva Patty Mills, quien se convirtió en el sexto jugador, al aportar 14 puntos, incluidos cuatro triples de seis intentos, y dio dos asistencias.

El veterano ala-pivote Tim Duncan volvió a ser también clave en las acciones bajo los aros al conseguir un doble-doble de 10 puntos y 11 rebotes, además de repartir dos asistencias, recuperar dos balones y poner un tapón.

Pero el factor sorpresa y clave en el juego de Spurs volvió a ser el ala-pivote francés Boris Diaw, quien salió como titular en el puesto del pivote brasileño Tiago Splitter, y respondió con ocho puntos, nueve rebotes, incluidos seis defensivos, nueve asistencias, recuperó un balón y perdió sólo dos.

Splitter, como reserva, también cumplió una gran labor de equipo al conseguir seis puntos (3-4, 0-0, 0-0), capturó dos rebotes y dio una asistencia en los 15 minutos que disputó. Mientras que el veterano escolta argentino ‘Manu’ Ginóbili estuvo en su línea de jugar de equipo al disputar 28 minutos, en los que aportó siete puntos después de anotar 2 de 4 tiros de campo, incluido un triple en dos intentos, y 2-3 desde la línea de personal, dio dos asistencias, capturó un rebote y perdió cuatro balones.

Como equipo, Spurs tuvo un 57 (40-70) por ciento de acierto en los tiros de campo y el 43 (9-21) de triples, comparados al 45 (32-71) y 41 (8-22), respectivamente, de Heat, que perdió por completo el duelo bajo los aros al capturar 27 rebotes por 44 de San Antonio.

El alero LeBron James con 28 puntos (10-17, 4-8, 4-6), ocho rebotes, todos defensivos, y dos asistencias fue el líder encestador de Heat, que también tuvo a otros tres jugadores con números de dos dígitos, pero sin que nunca pudiesen estar metidos en el partido contra el dominio de la defensa de Spurs.

El pívot Chris Bosh aporto 12 puntos, mientras que el alero reserva James Jones llegó a los 11 y el escolta Dwyanw Wade sólo pudo anotar 10 tantos después de fallar 10 de 13 tiros de campo y ser uno de los factores en la derrota de los actuales bicampeones de la Liga.

Después de haber ganado 11 partidos consecutivos en su campo durante la fase final, Heat perdió dos seguidos por primera vez en su historia. Las dos derrotas dejan al equipo de Miami con pocas probabilidades de conseguir de nuevo el título de Liga y ser los primeros que lograsen tres consecutivos desde que lo hizo Bulls, de Chicago, en 1998, el último año que estuvo con ellos el legendario Michael Jordan.

Heat podría ser el primer equipo en la historia de la NBA que consiguiese el título después de haber tenido una desventaja de 1-3.

Spurs, como había sucedido en el tercer partido, fueron de principio a fin el mejor equipo en el campo y aunque en la primera parte no llegó a la inspiración encestadora que tuvo el pasado martes, cuando batió dos marcas de la NBA, sí consiguió 19 puntos de ventaja al irse al descanso (36-55).

Ahí el partido ya se acabó para Heat porque esta vez, a diferencia de lo que sucedió en el anterior, ni tan siquiera pudo reaccionar en el tercer periodo, sino todo lo contrario, Spurs lo arrolló con otro parcial de 21-26 y 57-81, 24 tantos de ventaja a falta de 12 minutos para el final.

El entrenador de Spurs, Gregg Popovich, quien le volvió a dar una lección de estrategia a Erik Spoelstra, de Heat, a pesar de tener ya el partido asegurado, aguantó a los titulares en el campo hasta que faltaban sólo cuatro minutos y la mayoría de los seguidores de Heat ya habían abandonado el campo.

EFE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.