La Filarmónica rescató del olvido a viejo teatro

La Filarmónica rescató del olvido a viejo teatro

Con $ 400 millones se revivió una joya histórica de la ciudad. Ahora será sede de ensayos y teatro.

notitle
10 de junio 2014 , 07:46 p. m.

Desde aquella época en que la ciudad estaba llena de cinemas y los amores surgían con las manos cogidas al calor de una película en blanco y negro, no se había visto al teatro Bogotá tan reluciente. Eso pasaba en 1918, cuando se construyó.

Dicen que fue erigido por los círculos obreros católicos en la calle 20 n.º 2A-70, aún dueños del parqueadero contiguo, pero echado a la pérdida con los años por los azares del destino.

Su historia la lleva en el corazón David García Rodríguez, director de la Orquesta Filarmónica de Bogotá (OFB), pues su padre, Raúl García –el fundador de esta en 1966– tenía una meta: lograr un salón de ensayos en lo que fue un imponente teatro de fachada republicana que quedó calcinado. Otra víctima arquitectónica del ‘Bogotazo’ del 9 de abril de 1948.

Como paciente de un trasplante de rostro, el lugar sobrevivió con un estilo más Bauhaus, de corte alemán, y fue usado para múltiples actividades hasta que en 1960 fue adquirido por Cine Colombia, que lo revivió como teatro. Eso duró poco porque se fue convirtiendo en una bodega. Así quedó atestado de mobiliario viejo, de maniquíes, de cajas, de carretes, de polvo y de olvido.

En 1978, Raúl García pudo comprar el predio, el cual ya había adquirido el nombre de teatro Cuba –por ocurrencia de alguien– luego de la visita de un importante embajador de ese país, entre el año 48 y el 60.

Tres millones de pesos costó. “Un lugar tranquilo para ensayar. Eso daba vueltas en la cabeza de mi padre cuando compró ese bien”, dijo García.

Es que a esta orquesta siempre le había tocado padecer que el Jorge Eliécer Gaitán estuviera ocupado o que, después de 1982, en el auditorio León de Greiff no se pudiera practicar por protestas universitarias. Era una situación demasiado desgastante para los músicos, cuyo instrumento debe ser acariciado todos los días. Solo así se logra la perfección musical.

Pero la compra no era suficiente, y aunque Raúl logró que en 1990 el Concejo de Bogotá aprobara un presupuesto de 150 millones de pesos para su restauración, este dinero nunca fue ejecutado. “Mi papá renunció a la Filarmónica y no pudo ver la obra concretada porque las administraciones no le pusieron cuidado al tema”, contó su hijo.

Terminó usado como parqueadero. La ruina no tardó mucho en llegar. Tuvo que asumir el cargo, que alguna vez fue de su padre, David García Rodríguez para evitar que el proyecto quedara en el papel. Hace un año y tres meses, cuando llegó a la dirección, le pidió al alcalde Petro una ayuda. Así, con el sí esperado, y 450 millones de pesos, se comenzó a rescatar al Gran Teatro Bogotá. “Se hizo bajo el criterio de reparación locativa. Fue el permiso que nos dio el Instituto Distrital de Patrimonio Cultural”, dijo García.

Hoy estrena hasta nombre: Teatro Taller Filarmónico, en donde no solo los 97 músicos ya están ensayando sino también los alumnos de las cinco agrupaciones juveniles creadas por la entidad. Hay más: unos 7.800 niños de colegios públicos que hoy reciben cursos de los prodigiosos profesionales podrán saber qué es practicar en un recinto de calidad.

Se respetaron muchos vestigios de lo que fue este lugar, como una antigua ventilación que mantiene fresco el ambiente, y se dejó una marca histórica de lo que era una pequeña tarima. Solo se puso un cielo raso para optimizar la acústica.

La infraestructura, de 1.200 metros cuadrados, puede albergar hasta 650 personas, cifra nada despreciable para estar en pleno centro de Bogotá. “Un escenario más para la música, el arte, el teatro, la enseñanza”, dijo García. Lágrimas salieron de los músicos porque, por fin, los melódicos sonidos tenían hogar propio.

CAROL MALAVER
Redactora de EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.