El lenguaje en EL TIEMPO: Elegido y electo

El lenguaje en EL TIEMPO: Elegido y electo

Columna de Fernando Ávila sobre ortografía y gramática.

10 de junio 2014 , 04:38 p. m.

Citas: “Colombiana fue electa Miss Mundial 2014” (Última Hora, Asunción, Paraguay), “De ser electo presidente, Zuluaga suspenderá temporalmente diálogos de paz” (web Colombia Decide), “Zuluaga ya adelantó que si es electo decretará una suspensión de los diálogos de paz con las FARC en La Habana” (Página 12, Buenos Aires, Argentina).

Comentario: Elegir es un verbo que tiene dos participios, uno regular, elegido, y otro irregular, electo. El irregular se usa solamente como adjetivo para referirse a quien obtuvo el mayor número de votos en las elecciones, pero aún no se ha posesionado, “El presidente electo dará a conocer en los próximos días su gabinete”, “La senadora electa agradeció su apoyo a los votantes”.

El regular, elegido, es el que se debe usar en las locuciones verbales, en las que va precedido de algún auxiliar, es elegido, fue elegida, serán elegidos, resultaron elegidas, han elegido (este último es invariable). En consecuencia, en las citas debió escribirse “Colombiana fue elegida Miss Mundial 2014”, “De ser elegido presidente...” y “Zuluaga ya adelantó que si es elegido decretará...”.

Por otra parte, elegir presenta dos irregularidades ortográficas en la raíz (eleg–), ya que la segunda e a veces cambia a i, y la g a veces cambia a j. La segunda e se mantiene en casi todas las inflexiones, elegían, elegirán, elegirían, y cambia a i solo en algunas personas del presente del indicativo, elijo, eliges, eligen, y en todos los subjuntivos, elija, eligiera, eligiesen... Esta particularidad se olvida a veces en el lenguaje oral, cuando se dice eligiría, en vez de elegiría, que es lo correcto.

La g del infinitivo (elegir) se conserva en las inflexiones en las que siguen las vocales e, i, elegí, elegimos, elige, eligen..., y cambia a j en las inflexiones en las que siguen las vocales a, o, elija, elijamos, elijo. Esta regla es de fácil aplicación, en la medida en que cambia la escritura, pero se mantiene el sonido. El nobel Juan Ramón Jiménez propuso muy en serio en su época acabar con esta dificultad, escribiendo elija, elije, elejid, elijo, todas con j. Su propuesta no tuvo éxito, entre otras cosas porque existe el verbo elijar, que se usa en farmacia para referirse a la acción de ‘cocinar una sustancia para extraer su jugo’.

FERNANDO ÁVILA
Delegado de la Fundéu BBVA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.