'La oligarquía bogotana'

'La oligarquía bogotana'

Basta revisar la lista de presidentes para constatar que la inmensa mayoría no fueron bogotanos.

notitle
09 de junio 2014 , 09:23 p. m.

Así como nos creemos que Colombia ganó el Giro de Italia, cuando en realidad fue solo y sólo Nairo Quintana y su equipo español, también nos damos palo como si fuéramos en lo político el peor país del mundo. No es así, la política es en el planeta entero una porquería y nuestra tarea –como electores– es elegir lo menos peor. Y en este caso, a pesar del solipsismo ospino-robledista, hay evidentemente algo menos peor que la continuación del uribismo. A la pregunta ¿dónde están Ospina y Robledo? me respondo: al fondo a la derecha, meando la franja amarilla.

Desde siempre ha habido (han habido, dirían en la W) quienes se inventan enemigos inexistentes (muy al estilo Joseph Obdulio Goebbels) y les ponen nombres propios a enemigos ficticios para poner a la gente a pelear contra ellos. Tal es el caso del supuesto castro-chavismo dizque aliado de Santos (engendro del cacumen uribobdúlico) y ahora, más recientemente, ‘la oligarquía bogotana’ del nuevo aliado poético de Uribe, quien encontró en ella al centenario gran enemigo de Colombia.

Basta revisar la lista de presidentes desde Rafael Reyes para constatar que la inmensa mayoría de ellos no fueron bogotanos. Encuentro tres boyacenses, dos caucanos, un vallecaucano, seis antioqueños (uno repitente y con ganas de más años en el que considera su solio), un risaraldense, un nortesantandereano y cuatro provenientes del Gran Tolima, cuna del bardo que levanta su dedo acusador contra la oligarquía bogotana. Si, además, miramos la lista de los hombres más poderosos de Colombia, veremos que la inmensa mayoría, con contadísimas excepciones, son de provincia. Como por ejemplo: los Santo Domingo, Ardila Lülle, etc. Y muchos etcéteras más. En cuanto a Sarmiento Angulo, bogotano sí, no representa una dinastía, pues es un hombre de origen de clase media hecho a pulso, egresado de la Universidad Nacional y educado siempre en instituciones estatales. ¿Que es poderoso? Pues claro, y mucho, pero lejos de representar la para mí inexistente ‘oligarquía bogotana’. Hay, sí, una inútil y revenida aristocracia distrital. Pero ese es otro cuento.

No, definitivamente, no. Ni el castro-chavismo (repudiable) representa un peligro, ni Santos va a entregarles el país a las Farc, ni la oligarquía bogotana ha sido la dueña del país.

Mauricio Pombo

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.