Canal de Panamá, joven centenario

Canal de Panamá, joven centenario

Director del 'puente del mundo' anuncia otra ampliación. Colombia, el quinto socio.

notitle
07 de junio 2014 , 06:13 p. m.

Los panameños comenzaron a festejar el centenario de la entrada en operación del canal, una obra que es de ellos hace solo 15 años, tras 85 años bajo control de EE. UU. y sobre la que basan gran parte de su economía.

El canal, luego de 100 años de su construcción, (el 15 de agosto es el cumpleaños oficial) está siendo sometido a una ampliación –que se espera terminar en 18 meses, a un costo de algo más de 6.000 millones de dólares– por la necesidad de ampliar su capacidad y de paso contrarrestar intentos como el de Nicaragua de montarles competencia.

Así se lo dijo a EL TIEMPO el director de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) Jorge Quijano, quien anunció que el canal actual de 33 metros de ancho “dará paso, con la ampliación que se terminará a finales del 2015, a uno de 50 metros, con lo que barcos de casi el triple, 15 metros de calado y hasta 366 metros de largo podrán cruzar los 80 kilómetros de la obra”.

Pero Quijano advirtió que ese patrimonio de los panameños no se quedará quieto, “pues en menos de cinco años ya se tendrán listos los estudios para otra ampliación” por la que casi prácticamente no habrá buque o carguero en el mundo que no pueda pasar por allí.

La máxima autoridad del canal recordó que, en 85 años de control por parte de EE. UU., que concluyó la obra, “el manejo que se le dio no pasaba de ser un servicio sin mayor valor agregado” para los usuarios.

“En la década de los 90 del siglo pasado vino una ola global de privatizaciones y concesiones en diversas actividades, entre ellas los puertos, y eso ayudó a que Panamá se convirtiera en un punto de acopio y distribución que, junto con el canal, está evolucionando la economía del país”.

Por eso, dice Quijano, “le cambiamos el enfoque a una actividad que los estadounidenses no habían visto como un negocio y los resultados se están viendo”.

El ejecutivo recuerda que “no se estaba cobrando el precio real por el cruce de barcos y eso cambió, pues se puso en marcha un nuevo esquema en la operación”.

Contrario a lo que podría pensarse “vinieron ingresos adicionales y mayores tonelajes de los que se veían en 1999”, dice.

Para Quijano, las cifras son incuestionables. En 14 años –desde 1999 hasta el 2013– el canal le aportó al Estado panameño 8.500 millones de dólares, frente a los 1.800 millones que durante 85 años dieron los estadounidenses.

Y es que, según el director de la ACP, “la clave fue ver las diferencias como debía operar el canal y cómo tratar a los clientes, pues no es lo mismo atender un portacontenedores que un barco de graneles. Cada uno debe recibir un manejo diferente y un cobro diferente, según sus características y capacidad”.

Cada año por el canal cruzan 314 millones de toneladas de mercancías, el 3 por ciento del comercio mundial, y la cifra esperan llevarla a 520 millones en el 2025, año en el que el canal le entregará al Estado panameño 3.100 millones de dólares al año.

No es un jardín de rosas

Sin embargo, el proceso de ampliación del canal no ha estado exento de problemas.

Concebida inicialmente para que pudiera entregarse en el centenario, la obra comenzó en el 2007, pero en el 2012 el consorcio constructor (Sacyr de España, Impregilo de Italia, Jan de Nul de Bélgica y Constructora Urbana de Panamá) anunció los primeros sobrecostos.

El 20 de enero pasado el consorcio anunció una paralización de los trabajos, pues alegaba que había sobrecostos por 1.600 millones de dólares.

El conflicto económico traspasó a la política, con la intervención de los gobiernos panameño, español e italiano, que negociaron una solución parcial para reiniciar las obras.

Sin embargo, en medio del clima electoral panameño estalló un conflicto sindical con los trabajadores de la construcción en todo el país y apenas el pasado primero de junio las obras se reiniciaron luego de la solución al pliego laboral.

Más competencia

Ahora, según el director de la ACP, el canal de Panamá busca competir con otros puertos en el Pacífico y por eso planteará al gobierno del presidente electo, Juan Carlos Varela, la apertura de una concesión internacional para construir y operar un puerto en la zona de Corozal, en cuya primera etapa se invertirán unos 700 millones de dólares.

Quijano recordó que el crecimiento de países latinoamericanos ha contribuido a que estos sean grandes clientes del canal. Mencionó que Estados Unidos es el principal cliente del canal, seguido de China, Chile, Corea del Sur y Colombia.

Por el canal ampliado podrán pasar barcos con capacidad hasta de 14.000 contenedores, frente a los de 4.400 que pueden pasar actualmente.

La compañía colombiana Cementos Argos suministra la mayor parte del concreto necesario para las obras de ampliación.

Panamá recibe 8 millones de dólares diarios por peajes. El más alto pagado por un barco se dio en el 2008 y ascendió a los 317.142 dólares. Sin embargo, el promedio del peaje por barco es de 54.000 dólares.

Francia lo comenzó

- En 1879 el francés Ferdinand de Lesseps presentó el proyecto del canal y se comenzó a construir en 1881, pero el proyecto fracasó.

- Inmediatamente Panamá se separó de Colombia en 1903, EE. UU. comienza a construir la obra y recibe derechos a perpetuidad del canal y una zona de ocho kilómetros a cada lado a cambio de 10 millones de dólares y 250 mil dólares al año.

- El tratado Torrijos-Carter de 1977 devuelve a Panamá el control del canal desde el 31 de diciembre de 1999.

HOLMAN RODRÍGUEZ
Enviado especial de EL TIEMPO
Ciudad de Panamá.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.