Por narcolavado, la 'Gata' arriesga imperio de 500 millones de dólares

Por narcolavado, la 'Gata' arriesga imperio de 500 millones de dólares

Extinción de dominio a bienes, incluidas 4 empresas que dominaron el chance en la Costa desde 2003.

notitle
03 de junio 2014 , 10:09 p. m.

Aleida Salazar Sepúlveda, quien por años ha sido la empleada de servicio de Enilse del Rosario López, la ‘Gata’, ganaba cada mes 584.500 pesos. Pero a su nombre aparece una casa en Barranquilla valorada en 1.087 millones de pesos.

Esa es una de las evidencias que la Policía y la Fiscalía tienen contra los señalados testaferros que la ‘Gata’ usó para ocultar la fortuna que blanqueó para los jefes paramilitares Salvatore Mancuso –extraditado en Estados Unidos– y Edward Cobos Téllez, ‘Diego Vecino’.

El fin de semana, la Dijín capturó a su esposo, Héctor Julio Alfonso, a su hijo José Julio Alfonso López y a otras nueve personas de su círculo más cercano, entre ellas a Aleida Salazar.

La lujosa casa de esta mujer será ocupada, con fines de extinción de dominio, en una operación que tiene como objetivo la fortuna de la ‘Gata’: 644 propiedades valoradas en 500 millones de dólares. En la lista están sus cuatro empresas del chance,Uniapuestas, Aposmar, Aposucre y Unicat, así como otras dos firmas: Uniproducciones, dedicada a la organización de eventos, y la cuestionada firma Seguridad 911, que fue intervenida en el 2008 por la Superintendencia de Vigilancia por servir de fachada al ejército personal de la ‘Gata’. (Lea aquí: Empresa de la 'Gata' no manejará el chance por no acreditar vendedores)

La Policía y la Fiscalía dicen que Enilse López –quien sigue en una clínica de Barranquilla cumpliendo una condena de 37 años por un homicidio cometido por los ‘paras’– construyó su imperio con dinero proveniente del narcotráfico de Mancuso y ‘Vecino’. Los primeros cálculos arrojan que entre el 2002 y 2007, el clan López lavó para las Autodefensas al menos 442.000 millones de pesos por medio del chance.

El vicefiscal Jorge Fernando Perdomo señaló que el golpe a la ‘Gata’ es una de las más grandes operaciones de extinción de dominio realizadas en el país. Agregó que en el proceso aparecerán nuevos nombres.

El rastreo de la DEA

La investigación, con la que la justicia pretende poner fin a un emporio cimentado en su capacidad de corrupción y de violencia, se inició en el 2009– con el radicado 9477 ED. Ese fue el código del expediente que se abrió con información que la agencia antidrogas DEA entregó al grupo de investigación especial de la Dijín, SIU, y a la Fiscalía sobre el lavado de activos a través del millonario negocio del chance.

Eso llevó a que en agosto del 2010 se hiciera una primera inspección judicial a 21 empresas de Enilse López, en las que hallaron 5 teras de información que no encajaba con lo reportado a las autoridades. Solo en el caso de la ‘Gata’, la Fiscalía evidenció que su patrimonio creció entre 1996 y 2009 en 4.382 millones de pesos, sin explicación alguna. Lo propio pasó con dos de sus hijos, Jorge Luis (el exacalde de Magangué hoy preso por homicidio) y José Julio Alfonso López, que tuvieron un incremento injustificado de más de 5.300 millones de pesos.

Fuentes cercanas al proceso dijeron que, entre el 2008 y el 2009, agentes de la DEA comenzaron a recibir la versión de cinco extrabajadores de Enilse López que revelaron en detalle cómo paramilitares entregaron “tulas” repletas de dinero que, en camionetas blindadas del esquema de seguridad de la ‘Gata’, iban a parar a las cuentas de Unicat, Uniapuestas, Aposucre y Aposmar. “Eran trabajadores de su plena confianza que debieron salir huyendo por las amenazas del clan López y quienes se convirtieron en testigos protegidos de la DEA”, señala una fuente oficial.

Esas mismas fuentes relataron que ‘Diego Vecino’ buscó a la reina del chance para lavar su plata proveniente del narcotráfico en Sucre. Los dos jefes paramilitares deberán ahora explicar a las autoridades por qué en sus versiones libres de Justicia y Paz nunca mencionaron sus negocios con la ‘Gata’, en lo que podría valerles terminar expulsados de la jurisdicción transicional y pagar la condena completa por sus crímenes y no la alternativa.

“Enilse López se habría comprometido con Salvatore Mancuso y Edward Cobos Téllez a recibir parte de los ingresos de las actividades ilícitas, para inyectarla a sus empresas. De esta forma limpiaba el dinero, devolvía un porcentaje a los jefes paramilitares, y el resto lo recibía como ganancia”, señaló el general Rodolfo Palomino, director de la Policía.

“Félix Manuel Díaz Bobadilla, tesorero desde el 2003 en la empresa Uniapuestas, entregó una suma cercana a los 1.600 millones de procedencia ilícita para ser trasladados a Magangué, los cuales fueron entregados a la señora Enilse López”, se lee en el expediente conocido por EL TIEMPO.

La exesposa de Mancuso

Los testigos develaron el papel preponderante que en la organización de la ‘Gata’ jugaba la exesposa de Mancuso, también capturada. Su nombre es Marta Elena Dereix Martínez, y los testigos de la DEA dicen que en varias oportunidades la vieron viajar a Montería “para entregar grandes sumas de dinero, las cuales procedían de las empresas del chance, en especial de Aposmar y Uniapuestas, donde tenía participación”.

En la investigación se logró demostrar que Dereix Martínez figuró como socia de las firmas del chance de la ‘Gata’. Aunque hubo maniobras para borrar ese rastro, en viejos documentos de la Cámara de Comercio seguía apareciendo. “En las inspecciones del 2010 aseguraron que buena parte de los libros contables se habían perdido. Creemos que esa información, en la que estaba el nombre de Marta Dereix Martínez, fue eliminada intencionalmente”, dijo un oficial que participó en el caso.

Los testigos aseguran que Dereix intervenía en el negocio del chance y en las juntas directivas por medio de un testaferro.

Este miércoles, la Fiscalía espera que el Inpec traslade a Cartagena, donde desde este martes se realizan las audiencias, a la ‘Gata’, su hijo Jorge Luis Alfonso y su medio hermano Arquímedes García Botero, presos en Barranquilla.

Les va a imputar los cargos de lavado de dinero, enriquecimiento ilícito y concierto para delinquir. Además corren el riesgo de terminar pedidos por la justicia de Estados Unidos.

En tanto, la Fiscalía compulsará copias a la Corte Suprema de Justicia para que se investigue a los accionistas de las empresas de la ‘Gata’ que tienen fuero.

Se trata del caso del actual senador Héctor Julio Alfonso López, hijo de la cuestionada empresaria, quien por años fue accionista de las firmas que habrían sido usadas para lavar la plata de los ‘paras’.

Expulsarían a Mancuso y a ‘Vecino’

En casi 9 años, Salvatore Mancuso solo habló de Enilse López para contar que estuvo en la cita de El Caramelo (Córdoba), en el 2003, en la que varios pesos pesados del poder en Bolívar fueron a pedir su bendición para la candidatura del gobernador Libardo Simancas, condenado por la ‘parapolítica’.

El silencio sobre la ‘Gata’ tiene hoy a Mancuso en riesgo de expulsión de Justicia y Paz y afectaría también la condena que un juez de Estados Unidos está próximo a dictarle por narcotráfico.

Mancuso, quien era el exjefe ‘para’ que más parecía haber colaborado con Justicia y Paz, queda expuesto a una condena plena de hasta 40 años.

Lo mismo vale para ‘Diego Vecino’, jefe ‘para’ de Sucre y quien aspiraba a salir de prisión antes de fin de año, a pesar de que no ha hablado ni de la ‘parapolítica’ ni de su papel en el narcotráfico.

JUSTICIA
justicia@eltiempo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.