Consejo de Estado niega pensión a hija de excongresista

Consejo de Estado niega pensión a hija de excongresista

La joven tiene más de 25 años, por lo que la pensión no podía concederse indefinidamente.

03 de junio 2014 , 03:01 p. m.

El alto tribunal negó la pensión de sustitución que reclamaba la hija de un exparlamentario que murió en 1995, con el argumento de que esta se debe conceder a los hijos mayores, desde los 18 y hasta los 25 años de edad, pero cuando estén incapacitados para trabajar.

Al excongresista se le reconocía una pensión por el Fondo de Previsión Social del Congreso de la República (Fonprecon). En 1993 el excongresista adoptó a su nieta que para la época tenía 8 años de edad. Cuando muere, Fonprecon hace la sustitución pensional advirtiendo que sería reconocida hasta que la hija cumpliera la mayoría de edad o hasta los 25 años, siempre y cuando acreditara que se encontraba realizando estudios superiores.

En 1996 el Fondo le reconoció a la hija un reajuste especial por más de 53 millones de pesos y en 1997 también autorizó el reconocimiento de intereses de mora y un ajuste a su mesada por un total de 122.985.244 pesos.

En abril de 2010 Fonprecon efectuó el último pago de la mesada, por lo que la demandante solicitó su reincorporación en la nómina de pensionados, argumentando que los hijos sustitutos tienen derecho a percibir la pensión jubilatoria hasta cuando terminen sus estudios profesionales y para ese entonces ella adelantaba estudios de pediatría.

“Pero este amparo no puede prolongarse indefinidamente en el tiempo, como la actora lo pretende, porque precisamente la edad de 25 años, se constituye en un criterio razonable, en tanto que a esa edad, los hijos dependientes de sus padres, por lo general, ya cuentan con una profesión u oficio que les permite lograr su independencia económica y proveerse su propio sustento; en otras palabras, la exclusión como hijo beneficiario al llegar a esa edad, se justifica, porque ya no se trata de una persona que se encuentre en condiciones de vulnerabilidad y que por tal razón demande medidas de protección especial, antes bien, debe asumir una conducta acorde con el principio de solidaridad que implica su contribución al sistema de seguridad social”, indica la sentencia.

La Sala además señala que, en este caso en particular, el exsenador no cumplía los requisitos exigidos para beneficiarse con la aplicación del Régimen Pensional Especial de los Parlamentarios, puesto que su actividad como congresista la ejerció entre 1970 y 1974, mucho antes de la entrada en vigencia de la Ley 4 de 1992.

“No era entonces posible que a la actora, se le transmitiera el derecho a la pensión jubilatoria, que al amparo del Régimen Especial de los Parlamentarios se le concedió al occiso, cuando ni siquiera le asistía el derecho. Tampoco era viable reconocerle a la sustituta, el Reajuste Especial a título de mesada pensional, ni en el porcentaje del 75%, como tampoco desde anualidades anteriores a 1994 y mucho menos con derecho a la causación de intereses moratorios”, puntualiza el fallo.

REDACCIÓN JUSTICIA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.