Tres novelas

No hay duda: la literatura colombiana está pasando por un gran momento.

notitle
02 de junio 2014 , 07:49 p. m.

No hay duda: la literatura colombiana está pasando por un gran momento. Así lo confirma la nada despreciable cantidad de novelas recientes que han llegado a las mesas de novedades de las librerías. De ellas, de esa buena cosecha que dejó la feria del libro, quiero referirme a tres con cuya lectura realmente me he deleitado en las últimas semanas.

La Bogotá del siglo diecinueve está retratada de maravilla en El libro de la envidia, la novela en la cual Ricardo Silva Romero aborda la muerte del inmenso poeta José Asunción Silva y sostiene la teoría de que no se trató del suicidio del que hablan tantos libros de historia, sino de un asesinato cometido por un grupo de aristócratas bogotanos. La novela de Silva es la historia de una ciudad, es una historia de amor, es la historia de un crimen y es la historia de Cacanegra, un personaje emblemático de esa capital que no lo parecía, parroquial y fría, y que a la vuelta de las décadas se convertiría en este monstruo de tantos millones, muchos de ellos aún guiados por la envidia.

Inspirada en un conocido suceso de la Medellín de los setenta, El mundo de afuera es el relato de una familia que no logró compensar sus tragedias con la inmensa fortuna que poseía: una fortuna que le permitió construir en la capital antioqueña un castillo a la manera de los europeos de varios siglos atrás. Con esta obra, que se lee muy rápido porque cuesta trabajo soltarla, ganó Jorge Franco el Premio Alfaguara de Novela 2014. Llaman gratamente la atención el fascinante perfil sicológico de los protagonistas y la manera como el autor juega con el tiempo para contar varias historias en una sola.

Culta y divertida. Así podría calificarse la nueva novela de Juan Esteban Constaín, El hombre que no fue Jueves. A pesar de que el autor recupera la figura del escritor inglés G. K. Chesterton y se mete a las entrañas del Vaticano, en las páginas de esta novela desfilan personajes tan divertidos como Giacomo Casanova y los Beatles. Y al mismo tiempo que rinde homenaje a algunos de los estandartes de la cultura italiana, jamás pierde la escala humana, y asegura, por ejemplo, que a los italianos “lo único que de veras les parece importante en la vida es la comida”.

Ahora que se acercan las vacaciones de mitad de año, bien vale la pena tener en cuenta estas novelas para matizar la tanda de buen fútbol que se nos viene.

FERNANDO QUIROZ

@quirozfquiroz

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.