Respeten

Zuluaga y Uribe han exacerbado los naturales miedos y temores de nuestros militares.

01 de junio 2014 , 08:48 p. m.

Uno de los momentos más importantes y gratificantes de mi vida fue el de tener la posibilidad de servirles al país y a las Fuerzas Armadas como ministro de Defensa Nacional. Convivir con los soldados y policías de la Patria, luchando contra el enemigo externo e interno, viendo el heroísmo y el dolor de estos hombres y mujeres que todos los días se la juegan por proteger a los ciudadanos, sin duda fue un privilegio excepcional. Doy gracias a Dios, todos los días, por esa oportunidad de estar ahí y aportar un grano de arena a la estrategia de la victoria y al bienestar de nuestra Fuerza Pública.

Por eso mismo, por mi respeto infinito a estos hombres y mujeres, quiero denunciar la campaña de manipulación electoral que vienen haciendo Óscar Iván Zuluaga y Álvaro Uribe con la Fuerza Pública. A nuestros hombres de uniforme les están haciendo un gran mal y, además, un irrespeto. Cuidado.

Entiendo que a quienes enfrentan al enemigo y arriesgan su vida a cada instante produzca confusión y recelo aquello que se habla en La Habana. Entiendo también que Uribe, en sus ocho años de gobierno, se volvió una figura prácticamente mítica para nuestros hombres en armas. Pero, en defensa de la integridad moral e institucional de la Fuerza Pública, les pido que no se dejen manipular. No hay nadie más responsable y más cuidadoso que el jefe del Estado, el presidente Juan Manuel Santos, en proteger el fuero y la dignidad de las Fuerzas Militares y de Policía.

No en vano hay dos exgenerales de la República sentados en los diálogos de La Habana. No en vano fue este gobierno el que fortaleció como nunca, constitucional y económicamente, la defensa jurídica y los derechos de nuestros militares y policías. No en vano se les restituyeron los apoyos, las primas, los subsidios y los compromisos a todos los servidores del Ministerio de Defensa, que Óscar Iván, como ministro de Hacienda, eliminó.

No en vano Santos le ha dado una inmensa autonomía a la Fuerza Pública y respeta a sus comandantes. No llama a las cuatro de la mañana a un subteniente para insultarlo y exigirle que le responda por un novillo que le robaron a un amigo suyo. Ahora, con una promesa vacía de Zuluaga de que va a subir los sueldos, cosa que Santos sí puede ofrecer con credibilidad, quieren borrar de un plumazo el maltrato y la falta de respeto que han tenido con la Fuerza Pública.

Colombia se gastó ciento cincuenta años para darle un estatus de no beligerancia política a nuestra Fuerza Pública. Mucha sangre, muchas guerras civiles, mucha violencia se generaron porque los políticos convirtieron a las Fuerzas Armadas en su ejército privado. Uribe y Óscar Iván quieren acabar con la más sagrada obligación de las Fuerzas Militares. Quieren que los soldados les sirvan a ellos y no a la Patria. Quieren tener ejércitos privados.

Lo que pretenden para sacarlos de su deber constitucional es un irrespeto. Es un insulto a su integridad militar. Eso se parece mucho a un acto de sedición. Como lo hacía Chávez.

Zuluaga y Uribe han exacerbado los naturales miedos y temores de nuestros militares. Han dicho mentiras y han sembrado rumores. Han puesto a muchos, y a sus familias, a sembrar versiones peligrosas para la democracia. La Fuerza Pública no es la ofrenda, el cordero pascual, de la paz. Son los principales beneficiarios de un nuevo país. Y serán el eje de una Colombia poderosa y democrática.

Díctum. Los deportistas de Colombia demuestran, como nadie, el progreso del país. No es hora de volver atrás.

GABRIEL SILVA LUJÁN

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.