Abren pasaje comercial en el túnel de la calle 12 con carrera 10.ª

Abren pasaje comercial en el túnel de la calle 12 con carrera 10.ª

El Distrito habilitó 25 locales en el paso subterráneo que conduce a la plazoleta de San Victorino.

notitle
29 de mayo 2014 , 07:47 p.m.

El túnel de 92 metros de largo construido en el corazón de Bogotá, en la calle 12 con carrera 10.ª, no es un oscuro pasadizo, como algunos podrían imaginar.

Por el contrario, esa obra, que el Instituto de Desarrollo Urbano (IDU) comenzó a construir en el 2011 y terminó en el 2012, es ahora un amplio paso peatonal subterráneo, enchapado, iluminado y con vigilancia, donde se abrió un nuevo pasaje comercial organizado.

Ahí se ofrecen, por ahora, entre otros productos, artesanías, ropa, comestibles y marroquinería, y funciona una pequeña cafetería.

Durante el 2013, el Instituto para la Economía Social (Ipes) hizo las obras a fin de habilitar los 25 locales que se acondicionaron a lo largo del paso subterráneo. Las inversiones costaron unos 350 millones de pesos.

Esos locales, de dos metros cuadrados, fueron entregados en arriendo (por 70.000 pesos mensuales cada uno) a igual número de vendedores, que antes ofrecían sus mercancías en la calle 12 y en los puestos del centro comercial Caravana, cedidos para hacer la boca del túnel. Toda la obra le costó al IDU 4.000 millones de pesos.

Pese a que aún el pasaje es poco conocido, vendedores como Gloria Cuéllar, una de las favorecidas con la asignación del local sorteado por el Ipes en ese punto, no se queja de las ventas.

“Mi número de la cédula fue el último en salir en el sorteo para que me dieran el local y fui una de las primeras en instalarme. No me puedo quejar, porque este sitio es mejor que vivir en la calle”, comentó Cuéllar, quien antes ofrecía su mercancía en la carrera 10.ª. Ella vende collares y accesorios hechos con semillas y cáscaras de frutas procesadas.

Ahí está también Mercedes Castilla, que antes tenía un local en Caravana y debió ceder el espacio para construir la entrada/salida del túnel por la 12.

“Pienso que para empezar las ventas en este sitio que pocos conocen estamos bien”, apuntó.

Los transeúntes desconocen la entrada/salida del túnel por la calle 12 porque está en los sótanos del centro comercial Caravana, casi en la esquina de esta vía y la carrera 10.ª. Ese paso subterráneo lleva a la plazoleta de San Victorino y su escultura, La mariposa.

La ubicación de la obra quizás se deba también a que no estaba contemplada inicialmente por el IDU para el sector.

Ese corredor, que está dos metros bajo tierra, surgió por concertación entre el comercio y los vendedores ambulantes, que se sintieron afectados por las obras de la troncal de TransMilenio por la 10.ª, que tiene una de las estaciones en la calle 12.

El Distrito aspira a que el túnel ayude a descongestionar el tránsito peatonal en un sector por donde circulan al día unas 10.000 personas y estas se beneficien con el nuevo pasaje comercial.

La reubicación de vendedores

En Bogotá hay un censo de 44.448 vendedores ambulantes, de los cuales ya están “atendidos” cerca de 10.000 en puntos situados en centros comerciales y en espacios autorizados en la calle y en el programa de discapacitados y adultos mayores, según informó el subdirector de redes sociales e informalidad del Instituto para la Economía Social (Ipes), Camilo Gómez.


BOGOTÁ

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.