Secciones
Síguenos en:
Luto por niños de Fundación a lo largo de la carretera

Luto por niños de Fundación a lo largo de la carretera

Habitantes de los pueblos del Magdalena también salieron a despedir al cortejo fúnebre.

notitle
Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
28 de mayo 2014 , 03:56 p. m.

Los habitantes de los pueblos del Magdalena, ubicados sobre la troncal del Caribe, salieron este miércoles a ofrecer su mas sentida despedida al cortejo fúnebre que transportaba los restos de los niños que perecieron en el incendio de un bus en Fundación. (Vea el especial 'Recuerdos de 33 sonrisas').

Desde el peaje de Tasajera comenzaron las interminables filas de camiones, buses, carros particulares que debieron esperar que la caravana que transportaba los restos de Barranquilla a Fundación recibiera los honores que pescadores, amas de casas, profesores y estudiantes les tiñan preparados desde las primeras horas del día. (Vea las imágenes del sepelio de los niños de Fundación).

La banda de paz del colegio San José de Pueblo Viejo salió a la calle, lo mismo que niños con globos y camisetas blancas, mientras que las chazas de venta de pescado y cócteles tenían el tricolor nacional.

Una patrulla motorizada del ejército escoltó el cortejo fúnebre que venía seguido de extensas filas de carros que en silencio y lentamente transitaban. (Lea también: El doloroso adiós a los niños fallecidos en la tragedia de Fundación).

En Ciénaga, el comercio y todas las actividades se paralizaron antes del mediodía cuando pasó la caravana. Muchos tenderos, por los lados del mercado, colocaron bolsas plásticas blancas, mientras niños y jóvenes estudiantes salieron con carteles llenos de mensajes de despedida y oraciones.

En la puerta de un negocio armaron un altar con una figura de la virgen adornada con flores.

Más adelante, en Río Frío y La Gran Vía, el abrazador calor no fue la excusa para que los habitantes de estos pueblos dejaran por unos minutos sus quéhaceres diarios y salieran a la vía a despedir a los angelitos de Fundación.

En Tucurinca, a las 1:30 p.m., cuando el sol quemaba más sus pobladores, apareció una especie de camino real a lado y lado de la vía, mientras que labriegos dejaron sus cultivos para ofrecer sus condolencias.

Cantinas y tiendas apagaron la música. Los pueblos de la zona bananera también estuvieron de duelo: muchas mujeres de luto con rostros marchitos por el dolor y la tristeza se vieron a lo largo de la carretera dando su último adiós y lamentado una tragedia que golpea a a toda esta región unida por la misma desidia y abandono oficial que hoy la convierte en noticia por tener el corredor por el que hacen su último paso los restos los niños de Fundación.

LEONARDO HERRERA
Corresponsal de EL TIEMPO
Barranquilla

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.