Editorial: Palma de Oro

Editorial: Palma de Oro

27 de mayo 2014 , 08:09 p.m.

El de Cannes es el festival de cine más importante del mundo. Cumple 68 años de haber sido creado. Y, ya que el séptimo arte está cumpliendo apenas 120, podría decirse que por sus salas y sus playas han pasado los más grandes cineastas y las más carismáticas estrellas de la historia. En los años cincuenta, cuando empezó a celebrarse en primavera, el Festival de Cannes premió a maestros como Welles, Bergman, Buñuel, y sirvió a Brigitte Bardot como escenario para exhibir su belleza. En los sesenta y los setenta, convertido ya en la gran cita cinematográfica de cada año, consolidó las carreras de Fellini, de Antonioni, de Truffaut, pero también ayudó a la consagración de los más grandes nombres del ‘Nuevo Hollywood’: Scorsese y Coppola.

Es una noticia realmente significativa, pues, que el cortometraje colombiano Leidi haya obtenido la Palma de Oro –el famoso premio mayor creado por el artista francés Jean Cocteau– en la edición número 67 del festival. Esto prueba que los cineastas colombianos de los últimos años han sabido valerse de las ventajas de los tiempos que corren (desde todo el cine que se tiene a la mano hoy en día hasta las leyes colombianas que han impulsado con éxito el renacer y algo semejante a una profesionalización de la cinematografía nacional), y demuestra, además, que hoy no es cierto aquello de que el cine hecho en Colombia se encuentra condenado a los malos guiones.

Leidi es el trabajo de grado, de la Escuela de Cine de Londres, de un cineasta antioqueño, Simón Mesa Soto. Su factura es impecable. Entra, con respeto y con conocimiento, en las comunas llenas de madres adolescentes. Dura 16 minutos nada más, pero alcanza a contar la historia de una joven que busca desesperadamente al padre de su hijo. “Leidi es el resultado de muchas cosas que simplemente no funcionan en un país como Colombia –declaró Mesa–, a través de esa historia tan pequeña y de ese personaje puede verse lo más duro de un barrio y de un mundo que sigue sucediendo en Latinoamérica”.

Nunca antes una película colombiana había recibido un premio tan importante. Es justo celebrarlo. Y seguir pendientes de que el cine del país, adentro y afuera, no se frene en el empeño de buscar su público.

editorial@eltiempo.com.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.