Una tercería posible

Una tercería posible

Ni Santos ni Zuluaga merecen el honor de ocupar la Presidencia de la República en período 2014-2018.

notitle
24 de mayo 2014 , 08:15 p.m.

Ni Juan Manuel Santos ni Óscar Iván Zuluaga merecen el honor de ocupar la Presidencia de la República en el período 2014-2018. El daño que le hicieron a la democracia durante esta campaña, con sus trucos burdos y malolientes, y sus insultos destemplados, quizás resulte irreparable. Mientras el todo-vale campeaba, millones de colombianos se llenaron de asco y desconfianza. Y cuando la democracia produce asco y desconfianza, están abiertas las puertas al totalitarismo populista, de izquierda o de derecha.

El hacker de su campaña y las mentiras en que fue pillado Zuluaga, así como las infiltraciones y espionajes jotajotistas de la campaña reeleccionista, exigen de los votantes un castigo ejemplar, para que esto nunca jamás vuelva a pasar. Ambas candidaturas se embadurnaron de boñiga, lo mismo cuando la lanzaban que cuando la recibían, y no debemos los electores limpiarles esa mugre votando por ellos.

Las últimas encuestas divulgadas antes de la veda de esta semana indicaban que Santos y Zuluaga pasarían a segunda vuelta. No votaré por ellos hoy, y si pasan, en segunda vuelta votaré en blanco. Será un voto inútil, pero digno. Si Santos y Zuluaga perdieron en estos meses su dignidad, los electores aún tenemos la nuestra y bien podemos acudir al voto en blanco, que para algo está en el tarjetón. Que no nos obliguen a escoger entre la silla eléctrica y la inyección letal.

Lo digo para la segunda vuelta, pues en la primera tenemos otras opciones. Está la aspirante del Polo Democrático, Clara López: me encantaría votar por un candidato de izquierda si un día hubiese uno que representase el ala moderna y eficaz en el manejo económico y la lucha contra la pobreza del brasileño Lula. No esta izquierda trasnochada y negociante que dejó a Bogotá postrada. Por eso la descarto.

Llegué a pensar en Enrique Peñalosa, pero lo he desconocido. Tras haberse acompañado del uribismo en las elecciones bogotanas del 2011, ahora se disfrazó de neoizquierdista y luce incómodo en un partido que no lo quiere. Como si fuera poco, hace ocho días se metió en la guerra de excrementos entre Santos y Zuluaga, con un comunicado en que tomó partido contra Zuluaga sin siquiera preguntarse el origen del video del hacker, grabado por un ciudadano español, Rafael Revert –tan sospechoso él como lo que denuncia–. Por cierto, ya es hora de que el Gobierno y la Fiscalía nos digan para quién trabaja ese oscuro personaje.

Queda, entonces, Marta Lucía Ramírez. Después de haber sido una eficiente ministra de Comercio Exterior, ocupó la cartera de Defensa. Y a pesar de las reticencias machistas de algunos oficiales, logró una importante ola de golpes contra las Farc, en el primer mandato de Álvaro Uribe. Me gustan su programa económico y sus propuestas sociales, así como su plan de seguridad ciudadana. No me gustan sus posturas en temas como las uniones entre parejas del mismo sexo o el aborto. Sin embargo, estos últimos asuntos los resuelve más la Corte Constitucional que el Gobierno, y por eso no me preocupa mucho el punto. Pero, además, en esta campaña la ex- ministra ha demostrado ponderación –no se metió en la guerra sucia– y carácter –derrotó en la convención conservadora a los viejos caciques de la ‘mermelada’ corrupta–. Votaré por ella.

Esas encuestas que mencioné, en especial la de Gallup, la ubicaban en un claro tercer lugar hace diez días. Mis indagaciones en esta semana de veda me llevan a la conclusión de que siguió en ascenso. Quién sabe, en una de esas le alcanza la gasolina para pasar a la segunda vuelta, por encima de Santos o de Zuluaga. Y si pasa, tendría muchas opciones de ganar la Presidencia. No es fácil, pero vale la pena el intento. Al menos para la jornada de hoy, ella representa una tercería posible y digna contra el inaceptable binomio Santos-Zuluaga.

MAURICIO VARGAS

mvargaslina@hotmail.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.