Las críticas al cambio de reglas al servicio de taxi en aeropuertos

Las críticas al cambio de reglas al servicio de taxi en aeropuertos

Uldarico Peña no ve bien que cualquier empresa pueda prestar el servicio en aeropuertos.

notitle
22 de mayo 2014 , 07:21 p.m.

Uldarico Peña es el hombre que desde hace más de una década presta el servicio de taxis en el aeropuerto. Hoy lo hace con 1.100 taxis, vinculados a Taxi Imperial SAS, una empresa que gerencia y que tiene un contrato firmado con Opaín hasta el 2017.

Peña rechaza el borrador de decreto del Ministerio de Transporte -que pretende tumbar los monopolios que tienen algunas empresas de taxis en diferentes terminales aéreas-, pues eso impactaría directamente su negocio, teniendo en cuenta que todas las empresas quedarían habilitadas para recoger y dejar pasajeros en el aeropuerto El Dorado.

En un comunicado, señaló: “Lo que hemos visto es la fuerte presión de un sindicato que no quiere formalizarse con taxis nuevos, conductores capacitados en diferentes temas que necesitan estas terminales aéreas, se oponen al uso de nuevas tecnologías como las aplicaciones para el despacho y control de los vehículos con APP mediante tablets o teléfonos inteligentes”.

Sin embargo, Peña afirma que son “buenas las intenciones” del Ministerio, debido a que no hay regulación para taxis en los aeropuertos.

Se impedirían preferencias. ¿Acabaría con el contrato de Taxi Imperial con Opaín?

Hace año y medio ganamos una licitación, pero otro año puede ganárselo otra empresa. El problema es que sin empresa, ¿quién responde por los pasajeros? O podría pasar lo contrario: ¿y si los taxistas no prestan el servicio? Las empresas al menos garantizan que los taxis ofrezcan el transporte.

Taxi Imperial paga $ 130 millones mensuales a Opaín ($ 38 millones para parqueadero y el resto para mostradores y acceso). ¿No es buena noticia que ya no tengan que pagar?

Ojalá nos quiten esa carga porque hoy los 1.100 conductores que prestan el servicio a Taxi Imperial pagan $ 255.000 mensuales, cada uno.

Entonces recolectan $ 280,5 millones del bolsillo de los taxistas. ¿Taxi Imperial no perdería un buen negocio?

No. Con ese dinero, además, se pagan oficinas, 43 personas de nómina, y un parqueadero privado para los taxis vinculados.

¿Y si les quitan el contrato, ustedes demandarían?

Somos nosotros quienes les pagamos a ellos. Más bien es Opaín o la Aerocivil la que nos cobraría a nosotros el lucro cesante hasta 2017, cuando venza el contrato.

A taxis de otros municipios no les pedirían planilla...

Esos carros ni siquiera están matriculados aquí y no pagan impuestos aquí. Si solo dejaran o recogieran gente en El Dorado, no hay problema, pero ¿cómo van a controlar que no se queden trabajando en Bogotá si hoy hay mucho descontrol?

BOGOTÁ

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.