Esmad se quedaría con teatro en Cúcuta

Esmad se quedaría con teatro en Cúcuta

En el lugar funcionaría una subestación con oficinas y dormitorios para 180 uniformados del Esmad.

notitle
22 de mayo 2014 , 07:13 p.m.

Con pancartas y actos artísticos, jóvenes de la ciudadela Juan Atalaya, en el barrio Cúcuta 75, protestaron contra la decisión de la Alcaldía de la capital de Norte de Santander de ceder el Teatro Atalaya al Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) de la Policía Nacional.

La manifestación es un capítulo más de una historia caracterizada por el abandono de 15 años de la estructura y los constantes reclamos de colectivos culturales de la zona para que los gobiernos locales de turno recuperen el espacio; estos responden, según los artistas, que no hay presupuesto para invertir en la construcción.

Para los líderes culturales, los argumentos de la ausencia de recursos para la intervención del lugar fueron desvirtuados en los últimos días, cuando llegó maquinaria a ejecutar trabajos de restauración en un contrato con dineros del municipio por 80 millones de pesos.

Con las puertas cerradas, el lugar empezó su episodio oscuro. Años atrás, vándalos se apoderaron del sitio y lo desvalijaron por completo.

Por este motivo, Jesús Gallardo, representante de los colectivos, promueve la conformación de la Corporación Centro Cultural y de Comunicaciones Juan Atalaya. La propuesta incluye la formación de escuelas artísticas.

Por su parte, la secretaria de Cultura de Cúcuta, Eugenia Navarro, señaló que la entrega de la infraestructura al Esmad fue hecha por la misma comunidad, y que no se ha formalizado el convenio. Precisó que en el año 2004 se invirtió en el lugar, pero el vandalismo y el desuso ocasionaron su deterioro.

“Se está estudiando la posibilidad, así lo solicitó la comunidad. Quienes hoy se oponen no pueden decir que la administración de Cúcuta no ha hecho una inversión, porque sí se acondicionó en su momento”, añadió.

Miembros de la comunidad del barrio Cúcuta 75 señalan que fueron los mismos habitantes del sector quienes pidieron que la Policía lo ocupara y así acabar con el consumo de drogas y la delincuencia.

El capitán Henrique Guzmán, comandante del Esmad en Cúcuta, indicó que el escuadrón presta vigilancia y trabajo comunitario, hecho que le daría seguridad a la zona. “No queremos crear inconvenientes, sino soluciones”, dijo.

La Alcaldía de Cúcuta propuso la intervención de la Casa de la Juventud, otro espacio en condiciones de abandono, para el desarrollo de prácticas artísticas.

CÚCUTA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.