Lanzan alerta por 'deterioro' de corales en islas del Rosario

Lanzan alerta por 'deterioro' de corales en islas del Rosario

Sedimentación del río Magdalena los está ahogando. Expertos temen posible efecto de futuras obras.

notitle
21 de mayo 2014 , 09:08 p.m.

El diagnóstico es certero y no va con rodeos: la subsistencia de los arrecifes de coral en las islas del Rosario, uno de los más valiosos del Caribe, está seriamente comprometida por la contaminación y sedimentación de la bahía de Cartagena.

La advertencia la lanzó la Academia Colombiana de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, en una carta dirigida al presidente Juan Manuel Santos y respaldada por la U. Javeriana y cerca de 30 ambientalistas, entre ellos Juan Armando Sánchez, de la U. de los Andes, y la investigadora Elvira Alvarado, tal vez los dos colombianos que más saben sobre los arrecifes nacionales.

La preocupación principal se concentra en la cantidad de sedimentos que llegan desde el canal del Dique a la bahía de Cartagena y de allí, hasta el parque nacional Corales del Rosario.

El material sólido, que procede del río Magdalena, está ahogando los corales y ha reducido críticamente la visibilidad para los buzos y turistas que se sumergen a estudiarlos. Se calcula que esa porción arrecifal se ha reducido en más del 35 por ciento, según Parques Nacionales Naturales.

Enrique Forero, presidente de la Academia, explicó que el río Magdalena pasó de transportar 144 millones de toneladas de sedimentos entre los 70 y el 2000, a 188 millones de toneladas hoy. De ese total, 9,5 millones de toneladas (5 %) caen en la bahía de Cartagena y Barbacoas, el equivalente a 1.650 volquetas diarias de tierra.

Forero pide tener en cuenta estos análisis para el proyecto de restauración de la navegabilidad del río, el cual sería adjudicado antes del 2015 y que, según Forero, aumentará la velocidad de las aguas y, de paso, la sedimentación en la bahía.

Los corales funcionan como diques que frenan inundaciones, sostienen la pesca y construyen playas.

César Garay, asesor de Cormagdalena, le explicó a EL TIEMPO que al dragar las aguas del río Magdalena solo saldrán sedimentos propios del cauce que no tienen la posibilidad de hacer recorridos que los lleven hasta los corales.

Además desmintió la preocupación de que el río aumentará su velocidad. “Eso es imposible; queremos restablecer su navegabilidad y si este aumentara su velocidad, no sería muy viable la navegación entre la costa y el interior del país”, dijo.

JAVIER SILVA HERRERA
Redacción Estilo de Vida/Ecología

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.