Ley marcial, la voz militar en la crisis tailandesa

Ley marcial, la voz militar en la crisis tailandesa

Ejército tomó medida tras siete meses de protestas que dejan 28 muertos y 800 heridos.

notitle
20 de mayo 2014 , 07:38 p.m.

Tras varios meses de crisis política, el ejército tailandés impuso este martes la ley marcial, desplegó tropas en Bangkok y censuró los principales medios de comunicación. El Ejército desplegó soldados en las calles del centro de la capital, pero dejó al gobierno interino civil en sus funciones.

La crisis es el último capítulo de una lucha de poder de casi una década entre el exmagnate de las telecomunicaciones Thaksin Shinawatra y el sistema monárquico, que ha dejado al país al borde de la recesión e incluso despertó temores de una guerra civil.

Este es un abecé de la crisis en el país asiático.

¿Se trata de un golpe de Estado?

No. El jefe del ejército tailandés, Prayuth Chan-Ocha, aseguró que la ley marcial no constituye un golpe , sino que tiene por objetivo “restaurar la paz y el orden público e impedir que estalle la violencia entre manifestantes antigubernamentales y progubernamentales”.

¿Qué busca el Ejército con esta medida?

El jefe del Ejército asegura que su plan de acción consiste en sentar a las partes enfrentadas a negociar una salida de la crisis.

¿Por qué está Tailandia sumida en una crisis política?

El país vive una tensa situación de inestabilidad política desde hace siete meses por manifestaciones contra el Gobierno que han causado 28 muertos y más de 800 heridos.

A pesar de los acontecimientos de los últimos meses, el Ejército se había negado hasta ahora a dejarse arrastrar por la escalada violenta, incluso cuando los manifestantes creaban el caos ocupando ministerios y edificios públicos.

¿Quiénes son los protagonistas de la crisis?

El bando progubernamental es afín al ex primer ministro Thaksin Shinawatra, depuesto en el golpe de Estado del 2006, y los antigubernamentales están liderados por Suthep Thaugsuban, viceprimer ministro del Partido Demócrata entre 2008 y 2011.

¿Qué alega la oposición?

Está en su última línea recta contra el gobierno interino, luego de la reciente destitución de la primera ministra Yingluck Shinawatra. Los opositores la acusan de ser la marioneta de su hermano Thaksin, derrocado por el golpe de Estado y quien, a pesar de su exilio, sigue siendo un factor de división en el país.

¿Qué dice el oficialismo?

Thaksin Shinawatra salió de su mutismo y afirmó en la red social Twitter que la ley marcial “no destruirá a la democracia”.

¿Cuál es el papel de los medios?

Los militares suspendieron temporalmente diez canales de televisión que, según ellos, están vinculados a los dos bandos, una medida que durará “tanto como sea necesario”.

¿Qué soluciones democráticas se avistan?

El primer ministro interino, Niwattumrong Boonsongpaisan, asegura que impulsará la celebración de elecciones el 3 de agosto. Las anteriores, organizadas el pasado 2 de febrero, fueron anuladas posteriormente por el boicot de los antigubernamentales.

¿Qué reacciones internacionales han surgido?

El secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, pidió a todas las partes de la crisis que eviten la violencia y respeten los principios democráticos.

“La forma de asegurar la paz y la prosperidad de Tailandia es a través del respeto total de los principios democráticos y el compromiso con el proceso democrático”, señaló.

Estados Unidos ha indicado que espera que la ley marcial sea una medida temporal y ha expresado su preocupación por el respeto de los principios democráticos.

“Entendemos que el anuncio del Ejército tailandés de decretar la ley marcial no es un golpe. Esperamos que el Ejército haga honor a su compromiso de que esta será una acción temporal para prevenir la violencia y no para socavar las instituciones democráticas”, declaró la portavoz del Departamento de Estado estadounidense.

La Unión Europea llamó a Tailandia a buscar una solución pacífica y urgió al Ejército a respetar los estándares internacionales de derechos humanos.

¿Cuál es el temor de un nuevo golpe de Estado?

Tailandia está acostumbrada a los golpes militares, pues ha sufrido casi veinte en menos de un siglo (18 golpes o intentos de golpe desde 1932, año en que una revolución instauró la monarquía constitucional), aunque el de esta vez no lo sea, según el Ejército. El último fue incruento, ocurrió hace ocho años, el de 2006, contra Thaksin, también después de meses de manifestaciones antigubernamentales y desencadenó la actual crisis política.

Prayuth Chan-Ocha

El general Prayuth Chan-Ocha, comandante en jefe del Ejército tailandés, nació el 21 de marzo de 1954. Su carrera en las fuerzas armadas se catapultó tras el golpe de Estado del 2006 contra Thaksin Shinawatra al pasar de jefe regional a integrar la cúpula a nivel nacional.

Con información de Efe, AFP y Reuters.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.