'Amén, es cierto, Dios me quiere': niño sobreviviente a bus incinerado

'Amén, es cierto, Dios me quiere': niño sobreviviente a bus incinerado

Varios menores siguen en estado crítico en hospitales de Santa Marta y Barranquilla.

notitle
19 de mayo 2014 , 11:13 p.m.

“Estado crítico.” Ese es el diagnóstico que, a secas, dan los médicos de centros hospitalarios de Santa Marta y Barranquilla de los niños heridos en el bus incinerado, por la gravedad de sus quemaduras.

En el Hospital Universitario Fernando Troconis, de Santa Marta, permanecen, en la unidad de cuidados intensivos pediátrica, cinco menores: tres niñas, de 6, 8 y 12 años, y dos niños, de 7 y 9 años.

Laura Quintero, médica interna del área de cirugía plástica, explicó que los niños que ingresaron en la tarde del domingo fueron intervenidos quirúrgicamente y que se espera que evolucionen favorablemente. También explicó que, debido a sus heridas, dos niños fueron remitidos al Hospital Cari, de Barranquilla.

Albeis Fuentes, defensor del pueblo en el Magdalena, ingresó a visitar a los pacientes. “Vi a un niño con el rostro bastante comprometido; cuando me acerqué a decirle que Dios había tenido cuidado con él y que lo amaba, con absoluta certeza en su lenguaje me dijo: ‘Amén, es cierto, Dios me quiere’ ”, relató.

En el Troconis, según Laura Quintero, también reciben atención médica tres adultos, Josefa Ortiz Polo, de 49 años; Rosiris Hernández Ávila, de 42, quien es madre de uno de los menores que está en cuidados intensivos en la UCI de adultos, y Julitza Otero, de 19 años, quien no presenta mayores lesiones, pero por su delicado estado anímico permanece bajo observación.

Mientras tanto, en el Hospital San Rafael, de Fundación, permanece en observación un menor de 7 años que se salvó al lanzarse por una de las ventanillas del vehículo, pero que, al caer, se golpeó la frente con una piedra y se fracturó uno de los brazos.

Entre tanto, David Peláez, secretario de Salud del Atlántico, confirmó que no es alentador el estado de salud de los tres niños con quemaduras que fueron remitidos desde Santa Marta.

“Los dos que están en la ESE Cari están en estado crítico. Uno de ellos es una niña de 9 años. Ella tiene el 38 por ciento de su cuerpo quemada, incluyendo la parte alta de sus vías respiratorias. La nena perdió la vista en sus dos ojitos a raíz del fuego”, explicó Peláez.

Otro menor, de 5 años, que está en el Cari, padece quemaduras en el 28 por ciento del cuerpo, y también, como la niña, tiene serias lesiones en las vías respiratorias.

El otro niño, de 5 años, quien tiene el cuadro más complicado de todos, está recluido en el Camino Universitario Distrital Adela de Char, con el 90 por ciento de su superficie corporal quemada, incluyendo sus vías respiratorias.

DANIELA CÁRDENAS Y DANIEL ESCORCIA
Corresponsales de EL TIEMPO
Santa Marta y Barranquilla

 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.