Editorial: Más confusión

Editorial: Más confusión

El video de Óscar Iván Zuluaga con el 'hacker' Sepúlveda evidencia serias contradicciones.

18 de mayo 2014 , 08:41 p.m.

A escasos ocho días de que los colombianos acudan a las urnas para decidir quién regirá los destinos del país durante los próximos cuatro años, un nuevo escándalo sacude a una contienda que, como ya se ha advertido, ha tenido más tintes judiciales que políticos.

Un video publicado el sábado por la revista Semana, y cuyo audio completo reveló ayer este diario, muestra al candidato Óscar Iván Zuluaga en una reunión con Andrés Sepúlveda, quien días atrás fue detenido por la Fiscalía luego de un allanamiento de su oficina, lugar que podría haber sido escenario de actividades ilegales relacionadas con acceso indebido a información reservada de los organismos de seguridad del Estado, e interceptación de comunicaciones, entre otras.

El impacto que causó esta noticia nace del hecho de que, una vez tuvo lugar la acción del ente acusador, Zuluaga afirmó que, si bien el cuestionado personaje tenía vínculos con su campaña, él no había tenido mayor contacto con él, versión que pronto varió. Después afirmó que sus asesores le recordaron que sí había sostenido un breve contacto con el hacker un día que “saludó a las personas que hacían trabajo de apoyo social”. El contenido del documento audiovisual deja suficientemente claro que el aspirante no contó toda la verdad. La revelación, que es contundente, mina la credibilidad del candidato si se mira a la luz de sus aclaraciones previas. No sobra hacer énfasis en que honestidad y transparencia a toda prueba son dos rasgos que se esperan de todos los que compiten por ceñirse la banda tricolor el próximo 7 de agosto.

Pero el impacto no se limita a que hayan quedado en evidencia las contradicciones del exministro. El contenido de la conversación deja un ramillete de interrogantes, que la Fiscalía y demás entidades involucradas, incluida la Fuerza Pública, deberán resolver con la mayor brevedad y procurando no dejar ningún cabo suelto. ¿Por qué un civil tenía acceso a información que parece ser de carácter reservado? ¿Existen porosidades en la inteligencia estatal que están permitiendo este tipo de filtraciones? De ser así, ¿qué pretenden quienes facilitan este flujo indebido de información? ¿Por qué el candidato asumió una actitud pasiva frente a este hecho?

Lo conocido refuerza la percepción de que la guerra sucia ha sido el sello de esta disputa electoral. El video confirma que más de una línea de acción de la campaña del candidato del Centro Democrático se ha planteado en estos términos. Así, queda en evidencia que estrategias que desconocen los más elementales preceptos éticos surgen no de seguidores y militantes, sino de la entraña misma de uno de los contendientes.

Un interrogante adicional que también merece claridad es el que surge de las denuncias de la campaña involucrada en el escándalo respecto al papel que habrían desempeñado en la salida a la luz pública del video personas ligadas a las huestes del presidente-candidato, Juan Manuel Santos.

Resta una semana en la que los candidatos tienen el deber con el país de darle otro tono al debate, sacarlo de las páginas judiciales y llevarlo al terreno de la confrontación leal y respetuosa de ideas y argumentos. La herencia de esta contienda tiene que ser un nutrido arsenal de propuestas y alternativas para una sociedad a la que no le faltan desafíos, en lugar de la agudización de una polarización que ya muestra un semblante muy preocupante.

EDITORIALES

editorial@eltiempo.com.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.