Cronoterapia, la ciencia de administrar medicinas a la hora adecuada

Cronoterapia, la ciencia de administrar medicinas a la hora adecuada

Su eficacia y toxicidad varía cuando se toman respetando el reloj biológico, dicen estudios.

notitle
16 de mayo 2014 , 04:06 p.m.

La cronoterapia, que busca administrar medicamentos respetando los ritmos naturales del organismo, se abre paso como herramienta para luchar contra males como el cáncer. Eso sugieren los resultados de investigaciones recientes, según las cuales ésta mejora la eficacia de los tratamientos.

El Instituto francés de la Salud y la Investigación Médica (Inserm) demostró, por ejemplo, que tomar en cuenta el ciclo circadiano, ese "reloj biológico" interno del cuerpo que modula variables como la temperatura corporal, la presión sanguínea y la tolerancia al dolor, permite aumentar la eficacia de los tratamientos y disminuir su toxicidad.

Ajustarse a estos ritmos permitiría que los médicos aplicaran los tratamientos en un determinado momento del día, y no en otro, dependiendo de los ritmos biológicos que rigen el organismo de sus pacientes.

La base de la cronoterapia está en sincronizar de manera exacta las diferentes velocidades e intensidad de funcionamiento del cuerpo con las características y el efecto que se busca de los fármacos, durante 24 horas. Por ejemplo, un antidepresivo funciona mejor cuando el cuerpo está más relajado, porque hace sinergia con las sustancias internas que tranquilizan el organismo.

En ese orden de ideas, se sabe que es mejor tomar una aspirina en la noche que en la mañana, y que el organismo metaboliza mejor la cortisona en la mañana, en fase con el máximo fisiológico de secreción del cortisol (esteroide interno), que tiene lugar entre las seis y ocho de la mañana.

Francis Lévi, jefe de la Unidad de Ritmos Biológicos y Cáncer del Inserm, sostiene que tomar en cuenta estos ritmos para tratamientos contra el cáncer permite aumentar los beneficios de los medicamentos, elevar su tolerancia y disminuir su toxicidad.

Uno de los tratamientos que Lévi dirige es el de Philippe Maillol, quien fue diagnosticado con cáncer de páncreas en agosto del año pasado. En ese momento empezó con una quimioterapia común en Limoges, su ciudad natal, pero los efectos secundarios fueron difíciles de soportar.

Citado por BBC Ciencia Philippe cuenta que “estaba completamente extenuado (…) Cuando llegaba a casa del hospital no podía ni hablar, mucho menos comer. Sufría de náusea extrema que duró días".

Hace seis meses cambió de tratamiento en el hospital Paul Brousse en Villejuis, sur de París. Ahora recibe los fármacos de forma espaciada durante el día, con dos de ellos en la noche.

"El impacto en mi cuerpo es mucho más suave, tanto que no necesito tomar la medicina contra las náuseas que, por su parte, también tiene sus propios efectos secundarios".

Aun cuando todavía faltan más estudios sobre el tema, la cronoterapia existe también de manera confidencial en varios países, como Estados Unidos, Canadá, China, Japón, Italia, Bélgica, Portugal, para pacientes que padecen de cáncer, depresión, artritris o de bipolaridad.

*Con AFP y BBC Ciencia

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.