'Utilizar menores de edad en la guerra es un crimen de guerra': Santos

'Utilizar menores de edad en la guerra es un crimen de guerra': Santos

El presidente condenó el uso de dos niños por parte de las Farc para cometer atentado.

15 de mayo 2014 , 09:35 p.m.

Dos menores de edad murieron cuando, al parecer, lanzaron una granada contra un grupo de policías que se encontraban junto a un campo de fútbol, en el corregimiento de Chilvi, zona rural del municipio nariñense de Tumaco.

“Al parecer, la columna móvil ‘Daniel Aldana’ de las Farc sigue utilizando a los menores de edad”, dijo el comandante de la Policía de Carreteras, general Ramiro Mena.

Según la versión policial, cuando los uniformados se resguardaban de un aguacero, muy cerca de una garita que está junto a la cancha de microfútbol del corregimiento, les lanzaron la granada de fragmentación.

Este jueves en la noche, en Santa Marta, el presidente Juan Manuel Santos se refirió al hecho y lo calificó como “un crimen de guerra”. “Quiero condenar de la forma más enfática que utilicen a los menores de edad en la guerra. Los responsables caerán, serán llevados a la justicia y serán condenados”, dijo el mandatario.

De acuerdo con la versión suministrada por Mena, dos menores, de 13 y 14 años, primos, fueron utilizados por los terroristas para cometer ese acto de violencia, ocurrido en la noche del pasado miércoles.

“Lamentamos que los dos niños fallecieran, uno de ellos, en el lugar de los hechos, y el otro, horas más tarde, cuando era atendido en un centro hospitalario del municipio de Tumaco, debido a las graves lesiones en su cuerpo”, dijo el general Mena.

El de 14 años, al parecer, fue quien manipuló la granada de fragmentación y, con la onda explosiva, falleció su primo, de 13 años.

“En este sector se encuentra la red de apoyo al terrorismo de la estructura ‘Daniel Aldana’ de las Farc que, lamentablemente, utiliza a nuestros menores para cometer este tipo de actividades terroristas”, dijo el comandante del Distrito de Policía en Tumaco, coronel Héctor Álvarez.

En diciembre pasado, en el municipio de Roberto Payán, un jovencito de 14 años murió y un niño de 8 años resultó herido al explotarles una granada que encontraron en un predio abandonado.

“Es obligación de los padres no dejar a los niños en las calles, no dejar que practiquen otras actividades y hacer cosas que no son propias de los menores; el lugar de ellos está en la escuela”, dijo el secretario de Gobierno de Nariño, Jaime Rodríguez, al lamentar este episodio, que involucra a la niñez en el conflicto armado.

De los siete policías que se encontraban cerca de la cancha, tres sufrieron lesiones leves y ayer fueron dados de alta en el Hospital San Andrés de Tumaco. Otro tuvo que ser intervenido.

Los adolescentes que perdieron la vida en este hecho cursaban décimo y once grado en la escuela del corregimiento de Chilvi, ubicado a 20 kilómetros del perímetro urbano de Tumaco, donde existe una fuerte presencia del grupo guerrillero.

Los padres de los menores fallecidos son agricultores que se dedican a la siembra del cacao.

PASTO

 

 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.